Border center

Un movimiento ciudadano en Chihuahua destapó la corrupción en el gobierno de César Duarte

Por Rocío Gallegos | La Verdad Juárez

julio 09, 2020 | 5:00 am



La denuncia que se presentó en septiembre de 2014 ‘puso el cascabel al gato’, dice Jaime García Chávez, dirigente de Unión Ciudadana, una agrupación que exhibió la corrupción del exgobernador de Chihuahua ahora detenido en Estados Unidos, en espera de su extradición a México

Aunque muchos sabían de abusos e irregularidades en el manejo de los recursos públicos en el gobierno de César Duarte Jáquez, la cloaca de la corrupción en su gestión fue destapada por un movimiento de ciudadanos, a través de una denuncia penal que exhibió las presuntas conductas ilícitas por las que el ahora exgobernador está detenido.

La querella fue interpuesta por el abogado y dirigente de Unión Ciudadana, Jaime García Chávez. La presentó el 23 de septiembre del 2014 en contra del entonces gobernador, y su esposa Bertha Gómez Fong, a quienes acusó de usar recursos públicos para la compra de acciones del banco Unión Progreso.

Casi seis años después, este miércoles, el exmandatario fue detenido en Miami, Florida, en Estados Unidos, país al que se fugó para tratar de evadir la justicia en México.  

La aprehensión de Duarte Jáquez, con fines de extradición, es un gran suceso, dice García Chávez.

“Es un momento de alegría que el brazo de la justicia, aunque no sea la mexicana, lo haya alcanzado”, expresa en entrevista telefónica con La Verdad, desde la ciudad de Chihuahua.

El abogado asegura que realmente nada de lo que ha sucedido con relación a Duarte ahora se explicaría sin la denuncia penal que interpuso el 23 de septiembre del 2014, ante la Procuraduría General de la República, hoy Fiscalía General de la República.

Su acusación fue por peculado, enriquecimiento ilícito, ejercicio abusivo de funciones, uso indebido de atribuciones y facultades, entre otros.

“Un ramillete de conductas ilícitas, de las cuales tuvo conocimiento la PGR desde finales de septiembre del 2014”, afirma, “en el último tramo de (Enrique) Peña Nieto y él lo protegió al 100 por ciento, como lo protegió también (Jesús) Murillo Karam, el de la verdad histórica (de Ayotzinapa), como lo apapachó Arely Gómez y luego Elías Beltrán en la última etapa de EPN cuando precisamente ordenó que se decretara el archivo de la causa iniciada”.

El abogado dice que solicitó un amparo contra esa decisión y luego de un largo trámite obtuvo la protección de la justicia, de tal manera que el asunto ahora ha trascendido al gobierno de la Cuarta Transformación.

García Chávez concede que con la denuncia que interpuso a nombre de Unión Ciudadana se le puso el cascabel al gato, cuando el PAN era cómplice de César Duarte, cuando los diputados y senadores vivían felices y contentos con el “duartismo”, porque recibían millones de pesos por su complicidad.

“Esa es una corrupción que deberá irse esclareciendo, sobre todo, ahora que vienen los procesos electores y esos cómplices están aspirando a cargos públicos”, afirma sin abundar en nombres.

Jaime García Chávez es uno de los líderes de la izquierda chihuahuense, la que encabezó en búsqueda de la gubernatura del estado en 1992; desde esa lucha impulsó la creación de Unión Ciudadana, el movimiento que, dice, se trazó la meta de que la corrupción fuera castigada.

A ese objetivo se le unió Javier Corral durante su campaña electoral por la gubernatura, pero al poco tiempo el ahora mandatario se distanció e inició su propio proceso contra Duarte Jáquez.

“Lo que sucedió con Javier Corral es que él, aparte de medrar con la lucha cívica, lo que hizo fue tratar de monopolizar la lucha anticorrupción y borrar todo lo demás, excluyó nuestra demanda contra César Duarte”, asegura García Chávez.

Para Corral la lucha empezó cuando fue electo gobernador, dice, “esa es la actitud infantil que tuvo, al grado que a la fecha no le ha dado una audiencia formal a Unión Ciudadana y está obligado hacerlo”.

El abogado sostiene que Javier Corral excluyó un expediente en el que estaban debidamente acreditados los delitos y por eso su gobierno tuvo tanta dificultad para llegar a este momento de la aprehensión de César Duarte.

El dirigente de Unión Ciudadana dice también que, con la detención del exgobernador, ahora no hay ninguna razón para que el exsecretario de Hacienda del estado, Jaime Ramón Herrera Corral, “el delincuente intelectual”, esté libre y protegido. La denuncia del 2014 contra el gobernador también iba contra este exfuncionario y contra el presidente de la Junta Central de Agua y Saneamiento (JCAS), Carlos Gerardo Hermosillo Arteaga, quien murió en marzo de 2017.

Desde hace tiempo se debió declarar a Herrera Corral como delincuente, se le debió haber detenido, pero no ocurrió, a eso es lo que llamamos justicia selectiva en Chihuahua, dice.

El abogado comenta que la extradición de Duarte no se dará de manera expedita, porque es un proceso judicial que puede llevarse tiempo, “pero ha iniciado”. Advierte que Unión Ciudadana estará muy pendiente del proceso y de que la justicia sea completa y que deje de ser selectiva como la que inició con Corral.

“Vamos avanzando”, dice, al referirse a la lucha contra la corrupción.

Este texto es publicado por el Border Hub con autorización de La Verdad Juárez. Aquí el texto original. 

Unete a nuestro newsletter.


Contacta al Autor

Rocío Gallegos

    El periodismo requiere de tu apoyo

    Conviértete en miembro del Border Hub

    Notas Relacionadas