Border center

Quédate en México: Se reanudan en El Paso las audiencias para migrantes

Por René Kladzyk | La Verdad Juárez / El Paso Matters

enero 06, 2022 | 6:00 am



Puente Reforma en Ciudad Juárez. Foto: Corrie Boudreaux / El Paso Matters.

Ochenta y dos solicitantes de asilo a Estados Unidos registrados en el programa MPP tuvieron audiencias en la Corte de El Paso, Texas, este lunes y martes; de ellos solo cinco tenían asesoría legal, el resto se presentó solo ante el tribunal

El Paso, Texas– Sillas de plástico se alinean en los pasillos del séptimo piso de un tribunal federal en el centro de El Paso, donde un grupo de hombres de Nicaragua, Venezuela y Cuba se sentaron el martes mientras escuchaban presentaciones legales de “conozca sus derechos”  antes de asistir a su primera audiencia en un tribunal de inmigración de Estados Unidos (EE.UU.).

Fue el día dos de las audiencias de El Paso para los afiliados a los Protocolos de Protección al Migrante (MPP, por sus siglas en inglés),  el controvertido programa también conocido como ‘Quédate en México’, que reinició los procedimientos legales el lunes a pesar de los infructuosos esfuerzos de la administración Biden para poner fin al programa.

Adoptado por primera vez durante la administración Trump, el MPP requiere que los migrantes y solicitantes de asilo esperen en México sus audiencias en la corte de inmigración en EE.UU. El programa se restableció en el puerto de entrada de El Paso en diciembre pasado, después de una demanda exitosa por parte de Texas y Missouri que argumentó que el programa había sido terminado ilegalmente a principios de 2021. La Corte Suprema de los Estados Unidos confirmó un fallo de un tribunal federal que se puso del lado de los estados en agosto.

Las audiencias de inmigración bajo MPP se habían suspendido desde marzo de 2020 debido a la pandemia de COVID-19.

La iteración anterior de ‘Quédate en México’ ha sido criticada por defensores de los inmigrantes, por negar a los migrates el derecho a buscar asilo en los Estados Unidos y por los abusos generalizados de derechos humanos infligidos a solicitantes de asilo que permanecen en ciudades del norte de México como Ciudad Juárez. También ha sido criticado por las bajas tasas de representación legal entre los inscritos en el programa, lo que aumenta los obstáculos para obtener asilo con éxito en Estados Unidos.

La tasa de representación legal puede no ser mejor en el reinicio del programa, los primeros dos días de audiencias son un indicio, según Yael Schacher, subdirector para las Américas y Europa de la organización humanitaria Refugees International.

“La gran mayoría de las personas (en las audiencias de los lunes y martes en El Paso) no están representadas”, dijo. “Y eso significa que … la mayoría de las personas completarán sus propias solicitudes de asilo o, con una ayuda mínima, se representarán a sí mismas”.

Schacher observó ambas audiencias de la Corte y conoce sus presentaciones de derechos para los afiliados al MPP en la corte de El Paso el lunes y martes. A El Paso Matters no se le permitió observar una audiencia judicial el martes, a pesar de que se le proporcionó una hoja informativa del Departamento de Justicia que decía “cuando el espacio judicial es limitado, los representantes de los medios tienen prioridad sobre el público en general”. Un representante de la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración en el tribunal citó las limitaciones de capacidad por COVID-19 como la razón para denegar la entrada.

Schacher observó que entre los 82 afiliados al MPP que tuvieron audiencias el lunes y martes, solo cinco tenían asesoría legal.

Un portavoz de la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR, por sus siglas en ingles) dijo que la agencia está trabajando para mejorar el acceso a los servicios legales para los registrados al MPP, aunque se proporcionaron pocos detalles. Los abogados han luchado para brindar asistencia legal a los participantes del MPP porque sus clientes se encuentran en otro país, a menudo en peligrosas ciudades fronterizas mexicanas. 

“La EOIR está en proceso de contratar proveedores de servicios legales adicionales para atender a los afiliados del MPP cuando ingresan a los Estados Unidos, lo que incluye brindar consultas antes y durante la entrevista de no devolución del afiliado ante el Departamento de Seguridad Nacional (DHS)”, dijo el portavoz, quien no quiso ser identificado con su nombre. 

EOIR también está “alentando y apoyando” la provisión de servicios legales pro bono para los afiliados al MPP, dijo el vocero. 

El acceso mejorado a la representación fue uno de los cambios enumerados al programa reactivado por la administración Biden, con el objetivo declarado de hacer que el programa sea más humano. Un cambio adicional fue un cronograma acelerado para las audiencias judiciales del MPP; un comunicado de prensa del Departamento de Seguridad Nacional menciona también el compromiso a concluir en general los procedimientos legales dentro de los seis meses posteriores al envío de los migrantes a México para esperar una decisión en su caso.

El secretario del DHS, Alejandro Mayorkas, ha criticado severamente el programa y continuó avanzando hacia su finalización, incluso cuando el DHS lo reinició en cumplimiento de la orden judicial.

“El MPP tenía fallas endémicas, impuso costos humanos injustificables, apartó recursos y personal de otros esfuerzos prioritarios y no abordó las causas fundamentales de la migración irregular”, dijo Mayorkas en un memorando de octubre explicando su decisión de terminar el programa MPP.

Desde que se reinició el programa en diciembre, 217 hombres adultos solteros han regresado a México en el puerto de entrada de El Paso. Según datos proporcionados por el Instituto Nacional de Migración de México a Derechos Humanos Primero , el 62 por ciento de los inscritos son de Nicaragua.

Otras nacionalidades representadas entre los nuevos afiliados al MPP incluyen Venezuela, Cuba, Ecuador y Colombia.

Migrantes MPP regresados por el puerto de entrada de El Paso, por país de origen

Desde el inicio del programa el 8 de diciembre 2021 hasta el 4 de enero de 2022

Fuente: Human Rights First, vía el Instituto Nacional de Migración

Personas de Honduras, El Salvador y Guatemala no están siendo colocadas actualmente en MPP porque pueden ser expulsadas bajo el Título 42 , una ley de salud pública invocada por el presidente Donald Trump en 2020 al comienzo de la pandemia de COVID-19 y continuada por el presidente Joe Biden.

El programa MPP actualmente se ha reanudado principalmente en la región de El Paso-Juárez y se reinició en San Diego-Tijuana este lunes. Está programado que se implemente en otros lugares de la frontera entre Estados Unidos y México en las próximas semanas.

Schacher dijo que los miembros del MPP con audiencias judiciales el lunes y martes eran todos solicitantes de asilo, y explicó que cuando se les preguntó si tenían miedo de regresar a su país de origen, todos levantaron la mano para indicar que sí.

Schacher explicó que el DHS ha descrito el MPP como un programa para ciudadanos extranjeros que ingresaron al país sin documentación legal, pero que la nueva versión parece usarse de manera más estricta con aquellos que buscan asilo por persecución en su país de origen.

“Entonces MPP es un programa de asilo en este punto, no es un programa fronterizo”, dijo. “Creo que es una distinción importante”.

Este contenido es publicado por La Verdad con autorización de El Paso Matters. Read this story in english. El Border Hub lo republica con autorización de La Verdad.

Unete a nuestro newsletter.


Contacta al Autor

René Kladzyk

    El periodismo requiere de tu apoyo

    Conviértete en miembro del Border Hub

    Notas Relacionadas