Border center

Piden a casi 300 funcionarios federales de Chihuahua una cooperación voluntaria

Por Itzel Ramírez | La Verdad

julio 28, 2020 | 5:00 am



Hacienda federal notificó a los servidores públicos las modalidades disponibles para que hagan una aportación voluntaria de su salario; los funcionarios que despachan en el estado deben entregar del 5 al 21 por ciento, de acuerdo con su puesto.

La convocatoria del gobierno federal para que sus empleados donen parte de su salario mensual alcanzará en Chihuahua a cerca de 300 servidores públicos que desempeñan sus labores en la entidad.

En total, el gobierno federal emplea en Chihuahua a 30 mil 693 servidores públicos distribuidos en diferentes secretarías, centros de investigación y empresas productivas, de acuerdo con datos de la Secretaría de la Función Pública.

De todos ellos, son al menos 292 a quienes les fueron comunicadas las modalidades para realizar las aportaciones voluntarias como parte de las medidas de austeridad impulsadas por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

El pasado 15 de julio, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público envió el oficio 700.2020.0613 a los titulares de todos los entes de la administración pública federal para difundir los mecanismos de donación que deberán seguir el presidente, secretarios y subsecretarios de estado, titulares de oficialías, jefes de unidad, directores generales y generales adjuntos, así como directores y subdirectores de área.

El documento adjuntó a su vez el oficio 307-A-1205, también de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en el que se indican los porcentajes de donación voluntaria, así como las bases para tales aportaciones.

“En congruencia con la propuesta de la medida de austeridad (…) para aquellos servidores públicos que de manera voluntaria quieran realizar aportaciones, se anexa al presente la referencia de porcentajes progresivos para que, en su caso, se realicen dichas aportaciones. Con el propósito de facilitar a los servidores públicos el mecanismo que se propone a través del presente oficio, los ejecutores de gasto darán a conocer a los servidores públicos de su adscripción la clave de referencia y cadena de la dependencia”, indica el oficio 307-A-1205, firmado por Víctor M. Mójica Vilchis, titular de la Unidad de Política y Control Presupuestario de la SHCP.

El monto a donar va del 25 por ciento del salario neto mensual para el presidente de la República, al 23 por ciento para secretarios de Estado, 21 por ciento para subsecretarios, 19 para jefes de unidad, 17 para directores generales, 14 para directores generales adjuntos, 10 para directores de área y finalmente cinco por ciento para quienes ocupen subdirecciones de área.

Los cinco comandantes militares de zona o base aérea que hay en Chihuahua son los funcionarios de mayor sueldo a los que se les ha solicitado la donación voluntaria de un porcentaje de su sueldo, que asciende a 106 mil 126 pesos.

Al tener un puesto del nivel de una dirección general, cada uno de los cinco comandantes tendría que donar mensualmente 18 mil 41 pesos, es decir, el 17 por ciento de su remuneración neta.

A Norma Yrasema Deirdre Bazán, administradora de la Aduana de Ciudad Juárez, le corresponde, en caso de aceptar, el donativo del 19 por ciento de su remuneración neta mensual de 92 mil 911 pesos. Mientras que a Juan Méndez Nonell, director del Centro de Investigación en Materiales Avanzados (Cimav), el apremio le representaría una aportación de 16 mil 824 pesos mensuales, de acuerdo con el cálculo a partir del sueldo que se registra en la Secretaría de la Función Pública.

Juan Carlos Loera de la Rosa, delegado estatal de la Secretaría de Bienestar y con puesto equivalente a una dirección general, donaría 16 mil 719 pesos en caso de aceptar la invitación, de acuerdo con su sueldo neto que asciende a 87 mil 998 pesos.

Dado que la instrucción girada por Hacienda contempla niveles jerárquicos y no magnitud de salario, hay funcionarios que con remuneraciones considerablemente más bajas también fueron conminados a la donación, como es el caso de los investigadores titulares de El Colegio de la Frontera Norte y del CIMAV, en donde ocupan plazas homologadas a subdirecciones de área. De acuerdo con el tabulador de las donaciones, los investigadores tendrían que abonar entre mil 600 y mil 500 pesos mensuales para el gobierno federal.

El oficio para las aportaciones también fue enviado a funcionarios de alto nivel de otras entidades públicas como la Comisión Federal de Electricidad, Pemex, Servicio Postal Mexicano, el Instituto Politécnico Nacional, Diconsa, Liconsa y Fonacot.

El Chihuahua hay una subsecretaría de Minería y, de acuerdo con el decreto, las aportaciones voluntarias de funcionarios de esa dependencia irían del 5 al 21 por ciento.

Ven desprecio por función pública

Antes de esta petición a los servidores públicos, el gobierno federal había tomado otras medidas para reducir el gasto del erario, como la eliminación de los seguros de gastos médicos mayores, el límite a las remuneraciones –fijando como tope máximo el salario del presidente–, y la cancelación de contrataciones por honorarios.

Para algunos funcionarios, la invitación a donar muestra el menosprecio a los servidores públicos.

“Hay que reconocer que en anteriores gobiernos había derroche de recursos, eso ni negarlo, pero igual hay que reconocer que muchas personas servidoras públicas hacen cosas que rayan en lo heroico y pedirnos que donemos nuestro sueldo es una muestra más desprecio que hay en este gobierno por la función pública”, considera uno de los funcionarios a quienes se les envió el oficio.

Su puesto, de subdirector, le significará una reducción aproximada de 4 mil pesos mensuales, calcula el servidor público, que pide no revelar su nombre por temor a represalias.

“Y eso de que sea ‘voluntario’ es la vieja recomendación confiable del priismo, si no lo haces quedas como quien no apoya a la 4T y desde ese momento eres desechable”, apunta.

Otro funcionario de primer nivel de una empresa productiva del estado explica que la invitación ha sido mal recibida en el ente público.

“Hemos hecho un esfuerzo por bajar el costo de los arrendamientos, el uso de papel, por hacer funciones de otras áreas cuando la gente ha renunciado, muchos sí confiamos en este gobierno pero que se metan así con los salarios ya no es tolerable”, confía el funcionario.

La medida, según el documento, entró en vigor a partir de la quincena del 16 de julio y llama a los servidores públicos desde el presidente a los subdirectores de área, a pagar voluntariamente en ventanilla bancaria o de manera electrónica el monto señalado con el concepto de “pago de derechos, productos y aprovechamientos”.

* Este texto es publicado por el Border Hub con autorización de La Verdad Juárez. Aquí el texto original. 

* Imagen principal Freepik

Unete a nuestro newsletter.


Contacta al Autor

Itzel Ramírez

    El periodismo requiere de tu apoyo

    Conviértete en miembro del Border Hub

    Notas Relacionadas