Border center

Lideresas, una ‘operación’ que sigue viva en Coahuila; ofrecieron apoyos a cambio del voto

Por Jesús Peña | Vanguardia

octubre 19, 2020 | 5:00 am



Gestoras sociales volvieron a ser parte de una maquinaria que sirvió para acarrear votos durante los comicios del domingo. Versiones recogidas por VANGUARDIA hablan de que se pagaron hasta 2 mil pesos por cada voto 

Maquinaria. Las lideresas hicieron su trabajo desde hace días con la entrega de apoyos e incluso dinero en efectivo. Foto Francisco Muñoz

Como en cada elección, las lideresas volvieron a operar para los diferentes partidos.

Cuando muchos pensaban que podría haber cambios con la reestructura del ajedrez político, las operadoras de estructura partidista sacaron la casta.

“No, no ha cambiado el sistema”, dijo una de las candidatas, quien prefirió no dar su nombre. 

Las lideresas volvieron a operar, y no solo el día de la jornada electoral. La estrategia se cocinó desde antes con la entrega de despensas, huevo, leche, cemento, útiles escolares, y souvenirs electorales.

Con la variante de que, ahora, gestores de varios partidos se pusieron muy ad hoc con la pandemia: repartieron kits de limpieza y sanitizante.

Días previos a la elección, se corrió el rumor: lideresas andaban entregando dinero: 200, 500, 700, mil, mil 500 y hasta dos mil pesos, no hubo necesidad de “sugerirles” por quién votar.

Otros gestores, incluidos de los partidos morralla, ofrecían hasta mil 200 pesos por voto.

“Se rumora que acá ya andan comprando votos con un quinientón, ¿Así cómo no van a ganar gente?”, contó una señora de la colonia Josefa Ortiz de Domínguez.

Las gestoras sociales tenían lista, tan sólo en Saltillo, una flotilla de mil 500 taxis y autos particulares, para mover “a su gente” -toda la que cupiera en un carrito, sabiéndolo acomodar, sin importar la sana distancia- a las casillas.

Lo único que había que hacer para acceder a los beneficios, era tomar la fotografía de la boleta cruzada en el recuadro de su partido.

Ayer, día de la jornada, fue visible la presencia de lideresas, celulares y listas en mano, verificado que su “gente”, fuera a votar.

En la colonia Fresno se observó a un grupo de al menos 10 mujeres montando guardia a las afueras de la casilla 0817, instalada en la Escuela “Gabriela Mistral”. También carros de alquiler que paraban a dejar personas.

La misma operación se vio en la casilla 0851, de la calle Doctores, en la colonia El Mirador, así como en la casilla 0888 de la Calle Altamirano, en Guayulera, donde las lideresas, apostadas en una esquina, preguntaban a la gente que salía de la casilla, si ya habían votado; y en la casilla 0994, de la escuela Luis Donaldo Colosio, una lideresa pedía a la gente que venía de emitir el sufragio se tomara fotos con su celular. 

Lo único que había que hacer para acceder a los beneficios, era tomar la fotografía de la boleta cruzada en el recuadro de su partido.

El “juego sucio” había salido a relucir durante la campaña misma, en la que las lideresas mandaban quitar las lonas de candidatos opositores a su partido y amenazaban con retirar apoyos a la gente que se atreviera a saludar, hablar con ellos o dejar colgar en su casa la lona del contrario.

A otros les rompían sus folletos en la cara, “llévense su basura”, le sucedió a un candidato de un partido en la colonia Guerrero. 

También carros de alquiler que paraban a dejar personas. Foto Francisco Muñiz

En redes sociales trascendieron también las historias de aspirantes a diputados locales y sus brigadistas que fueron apedreados por lideresas de barrio.

VANGUARDIA intentó acercarse a uno de los gestores para conocer cómo es que se cambió la estrategia para esta elección, pero fue imposible: “la verdad es que ahorita sí se complica, por dos temas: uno que es información confidencial, del partido y presidentas de… las lideresas. Es información confidencial, antiprensa, y el otro tema es que estamos en silencio electoral”, dijo el presidente de una organización.

Las gestoras sociales tenían lista, tan sólo en Saltillo, una flotilla de mil 500 taxis y autos particulares, para mover “a su gente”. Foto Francisco Muñiz

Entregan apoyos desde antes:

Ayer y durante la campaña, en Saltillo se detectó que se regaló efectivo y en especie:

› Efectivo: Los partidos ofrecieron desde 200 y hasta dos mil pesos por comprar un voto.

› En especie: Desde días antes de la elección se tuvieron entregas de despensas y kits de limpieza, incluyendo productos para la pandemia.

Este texto es publicado por el Border Hub con autorización de Vanguardia. Aquí la versión original.  

Unete a nuestro newsletter.


Contacta al Autor

Jesús Peña

    El periodismo requiere de tu apoyo

    Conviértete en miembro del Border Hub

    Notas Relacionadas