Border center

La donación de sangre cae en tiempos de COVID

Por Karen Cano | La Verdad

noviembre 09, 2020 | 6:00 am



Durante la pandemia, el número de donaciones ha disminuido hasta en un 60 por ciento en Ciudad Juárez, lo que pone en aprietos a pacientes con coronavirus y también de otras enfermedades

Con jugos de betabel y de frutas, María intenta que su hijo enfermo de cáncer pueda recuperar un poco la fuerza que le falta a su organismo debido a las quimioterapias. El tratamiento que requiere consiste en transfusiones de plasma, pero en medio de la contingencia por COVID-19 los bancos de sangre en la ciudad resultan insuficientes de atender su necesidad, porque en medio de la pandemia las donaciones cayeron.

“Le doy lo que creo le puede hacer bien, él está muy bajo de hemoglobina, porque su tipo de sangre ya de por sí es difícil, él es B+”, relató la mujer, madre de ‘Esteban’, quien prefirió la reserva de su nombre real por temor a sufrir acoso.

René Amatón, director del Banco Regional de Sangre, indicó que durante la pandemia el número de donaciones ha disminuido hasta en un 60 por ciento.

“Normalmente captamos unos mil donadores por mes, y llegamos en el verano pasado a solo el 40 por ciento de eso. Ya nos hemos recuperado un poco, al 60 por ciento, tenemos las reservas justas para una emergencia, pero si fue clara la disminución”, dijo.

Agregó que la reserva se mantiene ya que por la misma contingencia han sido pospuestos diversos procesos quirúrgicos, pero en el caso de los pacientes oncológicos, las transfusiones son impostergables.

“La quimioterapia baja los niveles de hemoglobina, lo que hace que los pacientes se debiliten, por eso es necesario hacerles una trasfusión” dice Eloísa Ayala, directora operativa de ONAMICAN.

Explica que en promedio cada paciente se realiza hasta 12 sesiones de quimioterapia, y que después de cada una requieren al menos una donación, aunque aclara que a veces necesitan hasta 2 o tres, para su tratamiento completo.

ONAMICAN es una asociación civil dedicada a la atención de personas con de cáncer, y aunque sus esfuerzos van orientados hacia quienes no cuentan con ningún tipo de seguridad social, en esta crisis de salud por el coronavirus les ha orillado a atender a derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado; pues estas instituciones públicas se han abocado en la atención de pacientes COVID-19.

SIN SANGRE

Con 22 años, Esteban fue diagnosticado con cáncer de testículos en agosto de este año y desde entonces no ha conseguido una sola pinta de sangre pese a la búsqueda constante que realiza su familia.

“Ya le han realizado tres quimioterapias y necesita las transfusiones, pero no las hemos conseguido en todo este tiempo. No hay, y menos de su tipo”, relató su mamá, quien pide resguardar su identidad y la de su hijo por temor a enfrentar bullying.

En medio de la desesperación Janeth de 24 años, cuñada de Esteban, fue a donar con la esperanza de que le fuera liberada alguna pinta en caso de que se encontrara el tipo que necesita.

“Él tiene un tipo difícil y han batallado muchísimo, vengo a donar a ver si aplico”, comentó Janet.

Aunque ella llegó gracias a la intercesión del Club Rotario Juárez Conecta, que hace unos días realizó una campaña de donación de sangre, sin esta mediación estaba obligada a agendar una cita por teléfono para ser recibida en el banco de sangre, donde se impuso esta medida para evitar aglomeraciones y el contagio de COVID-19. Esto, es otro factor que consideran que está alejando a los donadores altruistas.

“Siempre se ha batallado con nuestros pacientes, y ahora más. En cuestión de que no consiguen donadores y los que ellos traen no pasan por todo lo que solicitan (…) Desde el inicio de la pandemia, en marzo, hemos batallado aún más para conseguir la sangre, porque incluso los donadores tienen miedo de acercarse al banco”, comentó Eloísa.

Los tipos de sangre con los que más batallan son el O-, AB+ y B+; en tres meses no ha sido encontrado un solo donante para Esteban, quien mantiene su sistema inmunológico debilitado, lo cual es alarmante sobre todo ahora que sobrevive a una enfermedad como la que tiene en medio de una crisis pandémica viral.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informa a través de su sitio web que el porcentaje de donadores altruistas en el país es del 3 por ciento y el resto de los donadores son llamados por reposición o familiares: es decir, México es el país prototipo de Donación Familiar y No altruista.

“La buena noticia es que Chihuahua es uno de los estados con mayor número de donaciones altruistas, nosotros queremos que sea el número uno”, declaró César Velázquez, vicepresidente del Club Rotario Juárez Conecta.

PLASMA EN CUARENTENA

Este dato sobre las donaciones en el estado es algo que tiene muy presente debido a que este club fue conformado hace dos años, y su actividad principal es la búsqueda de donadores en escuelas, empresas maquiladoras, y otros espacios públicos.

A esta modalidad de buscar donantes, comentó Amatón, se debe el 75 por ciento de la recepción altruista, pero debido a la pandemia, tuvieron que parar. Sin embargo, la demanda de sangre es necesaria para poner a salvo del COVID-19 a aquellas personas que tienen el sistema inmune comprometido por alguna enfermedad crónica como la diabetes o la hipertensión.

Amatón explicó que la situación se complica no solo por tener menos plasma disponible, también porque las donaciones recibidas deben ponerse en cuarentena para descartar contagios por coronavirus en receptores.

“Tenemos que llamar a los donantes unos quince días después para saber si han tenido síntomas del COVID-19”, relató Amatón.

Solo hasta confirmar la salud de los donantes, la sangre puede ser transferida a quien lo requiere.

Todo esto genera mucha incertidumbre entre personas como Esteban y su familia, que prácticamente mantienen una búsqueda constante en hospitales, clínicas e incluso algunos recurren a ofrecer dinero a través de redes sociales a quien tenga el tipo que necesita su ser querido.

“Cada semana tenemos unas tres quimioterapias, y casa semana se necesita sangre. La búsqueda nunca termina”, dijo Eloísa.

Mientras tanto, Rene Amatón, del Banco Regional, insiste en que se cuenta con la sangre necesaria para emergencias, tales como cirugías por accidentes o lesiones; sin embargo, aunque destacó que si es importante elevar el número de donaciones para poder mantenerlas.

laverdadjz@gmail.com

Este texto es publicado por el Border Hub con autorización de Zeta. La versión original la puede ver aquí:

https://laverdadjuarez.com/index.php/2020/11/09/la-donacion-de-sangre-cae-en-tiempos-de-covid/

Unete a nuestro newsletter.


Contacta al Autor

Karen Cano

    El periodismo requiere de tu apoyo

    Conviértete en miembro del Border Hub

    Notas Relacionadas