Border center

Gobierno de EPN dio 10 contratos por 402 mdd, a empresa ligada a García Luna: SHCP, FGR y SFP investigan

Por Carlos Álvarez | ZETA Tijuana

octubre 14, 2020 | 5:00 am



La beneficiaria de los contratos es la empresa Nunvav Inc., que ha sido señalada como pieza clave en el esquema de triangulaciones que habría utilizado el exsecretario de Seguridad Pública para lavar dinero

Ciudad de México.- La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) informó la noche de este martes, que el Gobierno de Enrique Peña Nieto entregó 10 contratos por más de 402 millones de dólares a la empresa Nunvav Inc., “que ha sido señalada como pieza clave para la triangulación de recursos en el caso García Luna”.

Según la institución federal, durante el periodo comprendido entre los años 2012 y 2017, el Gobierno de México otorgó nueve contratos a dicha compañía, por una cantidad de 390 millones de dólares, con fondos de la partida de Seguridad Pública y Nacional, y uno más por 270 millones de pesos, a través del presupuesto tradicional.

A través de un comunicado, la SHCP detalló que existe un contrato por un total de 19 millones 848 mil dólares, con una vigencia anual entre el 27 de julio de 2012 y el 27 de julio de 2013, que presenta adeudos vigentes de pago por 5 millones 954 mil 400 dólares, es decir, 30 por ciento del monto total.

“El objeto del contrato se estableció para: suministro, instalación, capacitación y puesta en marcha del equipamiento tecnológico especializado de control y supervisión para el Centro Federal de Readaptación Federal, CPS 12 Guanajuato [ubicado en el kilómetro 6.5 de la carretera Laguna de Guadalupe, en el municipio de Ocampo]”, agregó la SHCP.

“Derivado de la revisión de la documentación de este contrato, que se encuentra bajo resguardo de la Dirección de Programación y Presupuesto de la Dirección General de Administración (DGA) del área de Prevención y Readaptación Social (RPS) de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), se encontraron potenciales irregularidades en la administración del contrato y procedimientos de pago”, abundó la Secretaría

“En la DGA no existe evidencia de los trabajos realizados y ya pagados al proveedor. En el contrato y su anexo técnico no se especifican los componentes del sistema integral, ni los alcances de las capacitaciones técnicas y operativas. En minuta incompleta se exponen diversas razones que impedían concluir los trabajos durante la vigencia del contrato; sin embargo, no existe convenio modificatorio”, detalló la SHCP.

“Como apoyo de la factura que se adeuda por 5 millones 954 mil 400 dólares, de fecha 15 de octubre de 2019, el proveedor anexa como soporte documental, la capacitación proporcionada el 28 de noviembre de 2019, con duración de una hora y treinta y siete minutos, a tres participantes que no laboran ni han laborado en la PRS. No existe evidencia documental de la liberación del sistema y puesta en marcha”, indicó.

Por último, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público informó que, en la actualidad, la Fiscalía General de la República (FGR) y la Secretaría de la Función Pública (SFP) están revisando información de diversos contratos celebrados con la empresa Nunvav Inc.

El mismo 12 de octubre, el presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que dos días antes de que concluyera el Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, éste entregó un contrato por 19 millones de dólares a una empresa ligada a Genaro García Luna, ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) Federal, para “cursos” que sólo tres personas recibieron.

“Ayer me decía el Secretario de Hacienda [y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez], y yo siempre digo lo que pienso porque mi pecho no es bodega, de un contrato que firmaron dos días antes de que concluyera el Gobierno de Calderón, de una empresa vinculada a García Luna, de un contrato para capacitar a funcionarios por 19 millones de dólares”, señaló el mandatario nacional.

Durante su conferencia de prensa matutina, el político tabasqueño detalló que el Gobierno Federal todavía debe casi seis millones de dólares por este contrato. “Y lo que se debe es para pagar un curso de capacitación que recibieron tres personas. ¿Saben cuánto tiempo tardaron con el curso de capacitación para tres personas? Una hora y media”, añadió.

“Una empresa. Entonces está la factura y nos están pidiendo que paguemos, pues vamos a presentar denuncia. Yo me enteré ayer. Es una empresa ligada al señor García Luna. Hoy les damos ya toda la información. Imagínense que ahora que vamos a evaluar los 109 fideicomisos lo que vamos a encontrar”, comentó López Obrador.

El pasado 7 de octubre, García Luna se declaró inocente de los cinco cargos que le imputó el juez Brian M. Cogan, durante la audiencia llevada a cabo en la Corte del Distrito Este de Nueva York, en Estados Unidos.

El juez federal estadounidense fijó la próxima audiencia para el ex funcionario federal mexicano -representado por el abogado defensor César de Castro-, para el próximo 7 de diciembre, a las 9:30 horas tiempo de la Ciudad de México.

Red de empresas fantasma ligadas a García Luna 

El pasado 19 de mayo, la cadena estadounidense Univisión dio a conocer que una red de empresas asociadas a García Luna, ocultó al menos 50 millones de dólares en paraísos fiscales, según las denuncias que interpuso la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la SHCP ante la FGR y la SFP, dadas a conocer el día 15 de ese mismo mes, por Santiago Nieto Castillo.

Según Univisión, que tuvo acceso a dichas denuncias, los millonarios recursos de dichas empresas “fantasma” provienen probablemente de los sobornos que recibió de parte de la delincuencia organizada el ex funcionario federal, en un periodo comprendido entre el 2006 al 2012.

La investigación de la UIF fue concluida antes de la detención de García Luna en Estados Unidos, el 10 diciembre del 2019. Nieto Castillo contó a Univisión que en México estaban por interponer las denuncias ante la FGR y SFP, pero que lograron realizar “un congelamiento de cuentas de forma inmediata”.

“Encontramos todo el esquema de lavado de dinero de García Luna. Los gobiernos contrataban empresas fachada. Se hacían las transferencias de los depósitos en las cuentas de las empresas fachada, que después sacaban el dinero en efectivo”, afirmó el titular de la UIF.

Para el 24 de diciembre, dos semanas posteriores a la detención del ex titular de la SSP Federal, Nieto Castillo presentó las denuncias correspondientes por lavado de dinero ante la FGR, y una más ante la SFP. Los recursos eran transferidos por las empresas “fantasmas” a cuentas de Estados Unidos, Barbados, Hong Kong, Israel, Letonia, Panamá, Reino Unido, Chipre y Curazao.

Entonces, la SHCP ordenó que se congelaran las cuentas de García Luna, su esposa, hermana y sus socios, Samuel Weinberg, su hijo Alexis Weinberg y José Luis Castilla. Misma acción incluyó para la compañía de seguridad Glac, Icit Private Security, Icit Holding y Nunvav, las tres últimas pertenecen a los Weinberg.

Del 2014 al 2019, García Luna declaró ante la SHCP ganancias por 39 mil dólares. Pero en el 2016, el ex titular de la SSP mexicana informó que durante todo ese año no generó ingresos y pagó una cantidad mínima de impuesto. Sin embargo, en ese momento, el ex funcionario federal vivía en una residencia al sur de Florida, valuada en 3 millones de dólares, lo que detonó la investigación.

“Se considera que dichas cantidades resultan burlescas y no corresponden con los ingresos requeridos por una persona cuyo asiento se encuentra en una de las zonas más exclusivas de Florida”, indicó una de las denuncias de la UIF.

Mientras tanto, entre 2012 y 2019, la Unidad de Inteligencia Financiera detectó que la red de empresas asociadas García Luna ingresó 200 millones de dólares al sistema financiero mexicano, una parte de los recursos cuyo origen no se conocía, y otra parte de pagos de instituciones del Gobierno Federal.

Nieto Castillo explicó a Univisión que el ex titular de la SSP Federal no tenía la capacidad económica para adquirir un inmueble de esa naturaleza. La operación de la compra de la casa en Golden Beach, Florida, en el 2012, se hizo por una red de empresas de Panamá y Florida, según documentos judiciales del caso en la Corte del Distrito Este de Nueva York.

En tanto, las autoridades mexicanas llegaron a esa información porque la Agencia Antidrogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés), que investigaba a un ex diplomático mexicano, les sugirió que empezaran a ver los nexos al inicio del Gobierno de Calderón Hinojosa.

“Se trabajó en colaboración con la DEA para poder revisar quiénes eran las personas involucradas. Nosotros no hacemos inteligencia de campo para poder verificar los inmuebles, pero sí detectamos a partir de información del tema financiero”, puntualizó Santiago Nieto.

La investigación sobre la adquisición de la casa condujo a Nunvav, compañía de los Weinberg, creada en Panamá en 2005, y que para el 2011 solicitó permiso para operar en México. Dicha empresa recibió pagos por 214 millones de dólares durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, de 2012 al 2018.

En la denuncia de la UIF se estableció que García Luna operaba a través de los Weinberg, y que la empresa Nunvav fue utilizada para “enmascarar los ingresos obtenidos por el pago de sobornos, con la intención de darles apariencia de licitud”.

La misma compañía a la cual Secretaría de Gobernación (SEGOB) pagó 104 millones mdd entre 2013 y 2017. El dinero se transfirió a una cuenta de la empresa en Panamá del banco New York Mellon.

Otro ejemplo de los movimientos investigados por la UIF fue que una transacción de 4.3 millones de dólares, a una cuenta de Panamá y 7.4 millones mdd a una cuenta de Barbados. Y aunque movían dicha cantidad de recursos, las empresas reportaron a la SHCP que tenían pérdidas y no pagaban impuestos.

La indagatoria del Gobierno mexicano concluyó que García Luna no aparecía como accionista, pero Nunvav fue usada para “triangular millonarias cantidades de recursos que posteriormente llegarían a manos del ex funcionario federal”.

Fueron los recursos que se triangularon por dicha empresa que permitieron mantener a García Luna en Miami. “Esto nos lleva a inferir que efectivamente los accionistas registrados en relación con Nunvav Inc son prestanombres”, se menciona en la investigación de la UIF, citada por Univisión.

“El factor más importante es cómo un hombre que llegó a detentar tanto poder, en el Gobierno de Felipe Calderón, pudo haber generado pactos con la delincuencia organizada y pudo haber generado actos de corrupción de ese nivel”, le dijo Nieto Castillo a la televisora.

Este texto es publicado por el Border Bub con autorización de Zeta de Tijuana. Aquí la versión original.

* Foto principal Freepik

Unete a nuestro newsletter.


Contacta al Autor

Carlos Álvarez

    El periodismo requiere de tu apoyo

    Conviértete en miembro del Border Hub

    Notas Relacionadas