Border center

Gasta Cabada más de 400 millones de pesos de los jubilados en Juárez

Por Gabriela Minjares y Jonathan Álvarez | La Verdad Juárez

agosto 27, 2021 | 5:00 am



Al final de la administración del alcalde Armando Cabada, el monto que tiene el Fondo de Pensiones y Jubilaciones no alcanza ni para cubrir la mitad de los pagos que corresponden en un año a los trabajadores en retiro

Al final de su gestión como alcalde de Juárez durante dos periodos consecutivos, Armando Cabada Alvídrez pregona que trabajó sin endeudar a la ciudad, pero no dice que durante su último trienio se gastó el dinero acumulado para pagar a los pensionados y jubilados del Municipio.

En octubre de 2016, cuando llegó por primera vez al Gobierno Municipal, recibió el Fondo de Pensiones y Jubilaciones con un saldo de poco más de 449 millones de pesos; ahora que se va lo deja casi a la mitad, en 243.3 millones de pesos, cifra correspondiente al mes de julio de este año.

Sin embargo, el monto real que Armando Cabada se gastó del Fondo asciende a los 406.7 millones de pesos, ya que durante los primeros 20 meses de la primera administración, de octubre de 2016 a mayo de 2018, los recursos que se acumularon con las aportaciones del Municipio y sus trabajadores ascendieron a los 650 millones de pesos.

Armando Cabada prometía que no endeudaría al municipio.
“Sin endeudar a nuestra ciudad”, el eslogan de promoción de Armando Cabada en la recta final de su administración. Fotografía: Rey. R. Jauregui

De acuerdo con un análisis de los saldos históricos mensuales del Fondo, registrados en los movimientos de ingresos y egresos del Municipio, el Gobierno comenzó a gastar este recurso a partir de junio de 2018, lo hizo durante 14 meses continuos, hasta julio de 2019, cuando la suma de dinero fue a la baja hasta caer en los 288.5 millones.

Posteriormente, durante los siguientes 15 meses –de agosto de 2019 a octubre de 2020– el Gobierno robusteció la bolsa de dinero con las aportaciones mensuales de los trabajadores y el Municipio, aunque después volvió a usar los recursos hasta llevarlo a un mínimo histórico de 203.6 millones de pesos en febrero de este año.

Gráfico de Fonde de pensiones de Juárez.
Fuente: Gobierno Municipal de Juárez

Para el presidente municipal esta situación es irrelevante y simple de explicar, pues sostiene que se trataba de un Fondo inutilizado que no genera ni siquiera utilidades, por lo que decidieron hacer una reestructura financiera y usar parte de los recursos acumulados.

“Al final del día vamos a dejar el Fondo prácticamente como lo recibimos y eso ayuda para no estrangular el presupuesto de la administración municipal, porque efectivamente es una carga muy pesada para el Municipio, ya es de alrededor de 600 millones de pesos anuales (el pago de las pensiones y jubilaciones)”, dice.

Lo cierto es que los datos mencionados por el alcalde no corresponden a la realidad, ya que al mes de julio de este año el saldo registrado en el Fondo es de 243 millones 366 mil 28.82 pesos, un 46 por ciento menos de lo que recibió en 2016, lo que equivale a 205.6 millones menos. Es decir, no lo deja como lo recibió.

LEE MÁS | MÁS DE 600 EMPLEADOS MUNICIPALES SE JUBILARON CON CABADA

Y es que en julio de 2020 el alcalde propuso al Cabildo reasignar del Presupuesto de Egresos 100 millones de pesos del gasto corriente aprobado ese año para el pago de pensionados y jubilados para avanzar con ese recurso en la construcción de la Academia de Policía, que fue inaugurada la tarde de este jueves 26 de agosto.

Entonces, Cabada argumentó que se podía echar mano del dinero del Fondo de Pensiones y Jubilaciones en caso de que al final del ejercicio fiscal de ese año faltaran recursos para pagar a los burócratas en retiro.

Academia de policía de Ciudad Juárez.
Acto de inauguración de la Academia de Policía, la tarde de este 26 de agosto. Fotografía: Gobierno de Juárez.

Una estrategia similar realizó Héctor Murguía Lardizábal en 2013, el último año de su segundo periodo como alcalde de Juárez, cuando también desvío 75 millones de pesos del Fondo para utilizarlos en gasto corriente.

Con esta política financiera Cabada no solo hizo lo mismo que los gobiernos emanados de partidos políticos y uno de sus principales adversarios políticos –Héctor Murguía–, sino también incumplió la propuesta de campaña que hizo a los juarenses en 2016, cuando contendió por primera vez por la alcaldía, y ofreció atender el problema de las pensiones municipales para evitar poner en riesgo las finanzas del Municipio.

En un ejercicio periodístico realizado por El Diario de Juárez en las elecciones de ese año, el entonces candidato independiente criticó a los gobiernos municipales emanados de partidos políticos por la forma en la que han administrado el Gobierno y ofreció modificar las condiciones por otras donde el Municipio no sea estrangulado en sus finanzas.

“Sabemos que cualquier modificación que hagamos, su efecto positivo se observará años más tarde, sin embargo, de manera responsable lo haremos para beneplácito de las próximas administraciones. Si ahora padecemos decisiones de antaño, nuestra modificación la disfrutarán otras”, dijo en mayo de 2016.

Es inútil robustecer pensiones: Cabada 

Cinco años después, el alcalde no solo no atendió el problema derivado del pago de pensiones en el Municipio, sino que no fortaleció el Fondo porque, explica, le parece que es algo inútil que no tiene sentido hacerlo.

“No tiene ningún sentido, es inútil robustecerlo, no es el fin del Fondo aquilatar más y más recursos, el Fondo se utiliza para pagar pensiones, para pagar jubilaciones, entonces lo que pasa es que no se utilizaba y lo que estamos haciendo es que estamos manteniendo un Fondo sano en cuanto a cantidad, como recuperándolo año con año y utilizando parte de ese Fondo, de esa recuperación, en el pago de las mismas pensiones”, considera.

El hecho es que con el saldo que deja al final de su gestión no alcanza ni para cubrir la mitad de los pagos que corresponden a los pensionados y jubilados en un año, ya que tan solo para el 2021 el Gobierno Municipal presupuestó 556 millones 344 mil 80.25 pesos para pagar a los trabajadores en retiro.

El padrón de pensionados y jubilados del Municipio se encuentra actualmente integrado por 3 mil 464 personas, de acuerdo con datos oficiales actualizados al 2 de agosto.

Un problema que aumenta cada año 

El porcentaje que representa la partida de Apoyos y Prestaciones a Pensionados y Jubilados en el Presupuesto de Egresos del Municipio ha aumentado de manera exponencial en la última década hasta representar una pesada carga en las finanzas del Gobierno de Juárez.

Tan solo desde el año 2010 a la fecha, el presupuesto que el Municipio destina al pago de jubilaciones y pensiones aumentó un 133 por ciento, es decir, prácticamente dobló la cifra.

De acuerdo con la información oficial del Municipio de Juárez, en 2010 el gasto por este concepto rebasaba los 238 millones de pesos; mientras que para el Presupuesto de Egresos de 2021, una década más tarde, esta cifra aumentó a 556 millones 624 mil 080 pesos, cantidad que es equivalente al presupuesto acumulado de 14 dependencias municipales.

Entre estas dependencias se encuentran Desarrollo Social, los institutos del Deporte, Cultura, Mujeres y Juventud; Centros Comunitarios, Desarrollo Urbano, Educación, DIF Municipal, Obras Públicas, Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP), Ecología, Sindicatura y Contraloría, cuyo presupuesto acumulado este 2021, suma los 556 millones 474 mil de pesos, una cantidad similar a la que el Cabildo aprobó este año al pago de jubilaciones y pensiones.

Presupuesto de dependencias vs presupuesto de jubilaciones en Juárez.

Además, los recursos destinados a esta partida presupuestal durante el ejercicio fiscal del año 2021, representan poco más del 10 por ciento de los recursos totales contemplados en el Presupuesto de Egresos del Municipio que alcanza los 5 mil 508 millones de pesos.

Con la llegada de Armando Cabada a la Presidencia Municipal en octubre de 2016, en conjunto con el Cabildo, aprobaron su primer Presupuesto de Egresos para el ejercicio fiscal del año 2017, con un incremento de 55 millones de pesos a esta partida, con respecto al presupuesto del año 2016.

Tan solo en los cinco años que duró la gestión de Armando Cabada, la partida de Pensiones y Jubilaciones aumentó el 36 por ciento con relación a lo que se presupuestó durante el año 2016, pues tuvo un incremento de 147 millones 578 mil 441 pesos, datos obtenidos en una revisión a los presupuestos de egresos durante este periodo de tiempo.

Advierten crisis por al de empleados en retiro  

Sociedad civil, expertos y algunos servidores públicos han advertido sobre el riesgo que observan por la carga financiera que significa para el Municipio el aumento anual de los recursos destinados al pago de pensiones y jubilaciones.

El Plan Estratégico de Juárez (PEJ) advirtió con anterioridad el problema financiero que representa el gasto anual que se hace en pensiones y jubilaciones, ya que históricamente ha aumentado cada año la cantidad que se le designa a este rubro, se afirma en el Informe Ciudadano 2017.

En dicho informe, la organización señala que al no existir un fideicomiso, las jubilaciones y pensiones, se cubren con el gasto corriente. El aumento de la burocracia y de las jubilaciones, así como la reglamentación que subsistió y permitió la jubilación de personas por debajo de los 40 años de edad, impactan en la capacidad financiera que tiene el Municipio para cubrir otras necesidades, se señala.

Presidencia municipal de Ciudad Juárez.
Oficinas de la Presidencia Municipal de Juárez. Fotografía: Rey R. Jauregui

Para el actuario Francisco Miguel Aguirre Farías, quien estuvo a cargo del estudio actuarial al sistema de pensiones municipal en el año 2015, existe el riesgo de descapitalizar al Municipio si no se hace una reforma contundente al sistema de pensiones que él evaluó hace seis años, pues en aquel entonces este cargo representaba un 40 por ciento de la nómina.

“El riesgo principal es que el 40 por ciento de la nómina se iba a convertir en 60 por ciento de la nómina si no se hacía nada, lo cual implicaba un riesgo importante, no de descapitalizar el fondo de pensiones, es de descapitalizar al Municipio”, expone en entrevista vía telefónica.

Una de las recomendaciones técnicas para que el sistema de pensiones y jubilaciones fuera sostenible, agrega, era subir las retenciones que se le hacían a los empleados municipales, así como a las aportaciones que hace el Municipio.

Actualmente la aportación que hacen los empleados municipales es apenas del 4 por ciento, mismo porcentaje que aporta el Municipio, 8 por ciento en total. No obstante, para que el sistema sea viable, desde un punto de vista técnico, es necesario que exista una aportación del 56 por ciento de la nómina, un porcentaje muy alejado de la realidad, destaca el actuario.

“No es una propuesta, es un resultado actuarial y decía que en vez de estar aportando el 4 por ciento, para que el sistema fuera viable, deberían de haber estado aportando el 56 por ciento de la nómina. Eso te da una idea del tamaño del problema (…) de que el sistema era completamente inviable”, asegura.

Aunque para Francisco Aguirre el pago de pensiones y jubilaciones que va en aumento cada año, puede no suponer una quiebra para el Municipio, sí supone una presión financiera fuerte, sobre todo si se sigue pensionando a personas jóvenes en comparación con la media nacional.

Tal presión financiera llevaría a destinar recursos de otras partidas importantes como seguridad pública o infraestructura para poder pagar las pensiones y jubilaciones de “gente joven”, dice el actuario.

Para el coordinador de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, Jesús José Díaz Monárrez, quien dejará el cargo este 9 de septiembre, el pago de pensiones y jubilaciones es un problema público de la administración y lo cataloga como una “carga pesada para el Municipio”.

El edil asegura estar preocupado, pues aunque considera que actualmente hay suficientes fondos, es posible que en las siguientes administración tengan problemas para solventar este pago, advierte.

No obstante, durante el tiempo que se mantuvo en el cargo como regidor a cargo de la Comisión de Trabajo no se hicieron mayores gestiones para eficientizar el fondo de pensiones, ni el presupuesto que se destina al pago de pensiones y jubilaciones.

“Nosotros cada tres meses estamos revisando cuánto se paga, cuánto ingresa y tenemos de alguna manera la vigilancia, pero no escrupulosamente así, pues nosotros no recibimos cheques, nosotros no cobramos a los trabajadores, pero sí lo que se ingresa a la Tesorería con etiqueta para el Fondo de Pensiones y Jubilaciones”, admite.

La erogación millonaria por este concepto, implica una bomba de tiempo que va creciendo, pues no se hicieron ajustes que permitan sanear las finanzas y la nómina ha crecido con el tiempo, considera la secretaria de la Comisión de Hacienda, Amparo Beltrán Ceballos, quien repetirá su papel como regidora de la fracción edilicia del Partido Acción Nacional durante la administración 2021-2024, que estará encabezada por Cruz Pérez Cuéllar.

La regidora añade que, dado el compromiso que se tiene de retirar a más personas en el futuro, es difícil contar con un Fondo de Pensiones y Jubilaciones saludable. Además, critica que el Gobierno Municipal ni siquiera tenga un control del número de contrataciones que hace, pues se crean plazas de manera discrecional.

Desde su perspectiva, los recortes que se hacen de personal en el gobierno son con fines políticos, pues se tratan de venganzas que el Municipio hace en contra de funcionarios que no son afines a la administración y no por una cuestión de ajuste presupuestal ni de ahorro.

Sede de Asociación de jubilados de Juárez.
Sede de la Asociación de Jubilados y Pensionados del Municipio, ubicada en la zona centro. Fotografía: Rey. R. Jauregui

En contraste, el presidente de la Asociación de Jubilados y Pensionados del Municipio, John Etienne Castruita, se muestra despreocupado al respecto, pues concede que desde la agrupación a su cargo no se tiene interés en vigilar los recursos que se tienen destinados al pago de pensiones, ni del estado que guarda el Fondo creado para este propósito.

“Hay que dejar muy claro que nosotros no tenemos acceso al manejo, ni es de nuestro interés y también hay que dejar muy claro que esta administración cabadista, en los cinco años, jamás ha llegado tarde un pago de salarios, de sueldos, de aguinaldo o del ahorro”, destaca.

Para Etienne Castruita no se debe de perder de vista que el pago de jubilados y pensionados está garantizado en el presupuesto, por lo que inyectarle recursos al Fondo de Pensiones y Jubilaciones queda en segundo plano, ya que dichos recursos podrían usarse para cubrir otra necesidad social, tal como lo hizo Cabada durante su gestión, aunque ahora los recursos acumulados no alcanzan para cubrir la seguridad social de los trabajadores municipales en retiro.

Gráficas y diseño: Regina García.
Ftografías: Rey R. Jauregui

Este texto es publicado por el Border Hub con autorización de La Verdad Juárez. Aquí la versión original.

Unete a nuestro newsletter.


Contacta al Autor

Gabriela Minjares y Jonathan Álvarez

    El periodismo requiere de tu apoyo

    Conviértete en miembro del Border Hub

    Notas Relacionadas