Border center

Eligen a ‘duartista’ como presidenta del Poder Judicial, acusa persecución

Por Itzel Ramírez | La Verdad Juárez

noviembre 15, 2021 | 6:00 am



Foto: Rey R. Jauregui

Myriam Victoria Hernández Acosta fue electa por unanimidad de 28 magistrados en la sesión del Pleno del Tribunal Superior de Justicia, al asumir afirmó que “el Poder Judicial imparte justicia y que no opera en base a venganzas”

El Poder Judicial de Chihuahua tiene una nueva presidenta: Myriam Victoria Hernández Acosta, quien acusó haber sido víctima de una persecución por pertenecer al grupo de 13 magistrados designados en noviembre de 2014, tras una reforma impulsada por César Duarte Jáquez, el exgobernador preso en Florida y acusado de peculado.

Myriam Victoria Hernández.
La magistrada Myriam Victoria Hernández Acosta al tomar protesta como presidenta del tribunal superior de justicia de Chihuahua. Fotografía: TSJ

Los vínculos entre la nueva presidenta del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) y César Duarte están vigentes, ya que de acuerdo con fuentes consultadas, Hernández Acosta testificó a favor del exgobernador en el proceso de extradición que tuvo lugar en Estados Unidos.

Cuestionada al respecto en la conferencia de prensa que ofreció tras su designación, Hernández, no negó su participación en la defensa de Duarte.

¿Cuál será la postura de la presidenta del TSJ ante los procesos que se llevan en contra de César Duarte considerando que como magistrada declaró ante autoridades estadounidenses que el exgobernador era un perseguido político? se le preguntó a la magistrada.

“El tema del exgobernador es un tema que no está en este momento en el Tribunal y se agotarán las instancias correspondientes en tanto se lleve en debido proceso, eso es lo que nos corresponde hacer”, respondió Hernández.

Hasta ayer magistrada de la Tercera Sala Civil, Hernández Acosta, de 46 años, será la primera mujer en ocupar la titularidad del Tribunal Superior de Justicia, luego de que Pablo Héctor González Villalobos renunciara el pasado 4 de noviembre, dos años antes de que terminara el periodo para el que fue electo.

Hernández fue electa por unanimidad de los 28 magistrados presentes en la sesión del Pleno del TSJ que fue convocada específicamente para su nombramiento.

La llegada de Hernández a la presidencia del TSJ estaba tan asegurada que días antes de la sesión, la magistrada concedió entrevistas a medios de comunicación en las que habló sobre el trabajo que haría en el Judicial.

Incluso funcionarios como César Jáuregui Moreno, secretario general de Gobierno –que era el coordinador del PAN en el Congreso cuando Hernández fue designada magistrada–, se pronunciaron a favor de que una mujer ocupara la presidencia del máximo órgano del Judicial estatal.

En su discurso, Hernández Acosta dijo que el Poder Judicial tiene por labor mostrar una nueva faceta, alejada de “venganzas”.

“… procuremos entonces que el mensaje a la sociedad sea el que somos un poder robusto, honorable, digno, un poder que imparte justicia, ofrezcamos otra visión a la sociedad, que sepa que el poder judicial imparte justicia y que no opera en base a venganzas ni a intereses personales (sic)”. afirmó la magistrada en la sesión de ayer, tras la toma de protesta.

Posteriormente, Hernández afirmó que ella había sido víctima de una persecución.

“Yo fui víctima de persecución. (Voy a) detener la intención de utilizar al poder judicial como agresor, como espada, no puede haber congruencia si después de haber sido victima de esos ataques del exterior, incluso del interior del poder judicial, yo pretendo hacer lo mismo”, aseguró la magistrada en conferencia de prensa.

La magistrada dijo que ella y los otros 12 magistrados nombrados en 2014 –nombrados “oxigenadores” del Poder Judicial–, fueron perseguidos por anteriores administraciones, aunque no precisó cuáles.

“Yo fui de las magistradas de aquel equipo considerado ‘oxigenador’, cuestionado, perseguido desde el interior, sé perfectamente que la persecución existió, yo no comparto ese tipo de conductas y por eso, en congruencia, no puedo hacer lo mismo”, explicó.

Myriam Victoria Hernández Acosta tras su designación como presidenta del Poder Judicial de Chihuahua. Fotografía: TSJ de Chihuahua

La mano de Duarte

A la nueva presidenta del TSJ se le ha identificado por integrantes del Poder Judicial como una de las magistradas afines a César Duarte, quien en 2014 impulsó su designación al frente de la Tercera Sala Civil.

De acuerdo con fuentes consultadas que tuvieron acceso a documentos judiciales del caso Duarte en Estados Unidos, Hernández Acosta realizó una declaración jurada a través de una carta en la que declaró que el exgobernador era víctima de una “persecución política”. El documento fue entregado por la defensa de Duarte al equipo de la fiscalía en Estados Unidos y a la magistrada Lauren Fleischer Louis, que en días pasados concedió la extradición a México del exgobernador.

En septiembre 2016, a días de que Duarte dejara el poder, la magistrada Hernández Acosta fue una de las tres personas designadas por el pleno del TSJ para ocupar un lugar dentro del Consejo de la Judicatura, una conformación desechada después por el Congreso local y luego por un mandato de la Suprema Corte de Justicia.

En ese Consejo de la Judicatura estaban también Luis Villegas Montes y Gabriel Ruiz Gámez, todos cercanos a Duarte.

De acuerdo con reportes periodísticos, Myriam Hernández está casada con Óscar Jaime Erives Hernández, otrora jefe del Departamento de Seguridad del TSJ y actualmente director de Seguridad Pública en el Municipio de Camargo.

Unete a nuestro newsletter.


Contacta al Autor

Itzel Ramírez

    El periodismo requiere de tu apoyo

    Conviértete en miembro del Border Hub

    Notas Relacionadas