Border center

Detectan brotes de varicela en albergues; hay tensión en el campamento de El Chaparral

Por Ernesto Eslava | Semanario ZETA

junio 30, 2021 | 5:00 am



Fotos: Ernesto Eslava.

La desinformación sobre sus casos para obtener el asilo humanitario en Estados Unidos ha provocado problemas que han llegado a la violencia en Tijuana. 

Están estresados los migrantes que radican en el campamento improvisado en la garita de El Chaparral, en Tijuana. La desesperación y la desinformación los ha llevado a ser agresivos ante las invitaciones de ayuda relacionada con albergues, bases de datos y salud, pues temen que las intenciones de las autoridades están enfocadas en reubicarlos ante una posible reapertura de la garita peatonal de El Chaparral.

El más reciente altercado se registró durante el mediodía del martes 29 de junio en el que la activista identificada como Georgina Esther Tovar invitó a los migrantes a aceptar un espacio en albergues ante la falta de agua, higiene y alimentos en la zona fronteriza. La disputa de espacios y dominio de centroamericanos, mexicanos y haitianos encendió los ánimos y alentó a desistir a recibir la ayuda para resistir en el campamento.

“La semana pasada ayudamos a gente de Derechos Humanos que solo vino a hacer un listado de personas que viven aquí y sus necesidades. Entramos y los sacamos”, comentó uno de los soldados que les toca patrullar por el campamento.

Migrates en Tijuana.

 Otra crisis que se ha registrado es el brote de varicela en los albergues de migrantes de Tijuana, situación que algunos extranjeros y connacionales lo ven como un pretexto para ser desalojados. Lo cierto es que los casos de varicela fueron detectados en los albergues: El AGAPE con 10 casos, Centro Integrador para el Migrante “Carmen Serdán” con 10 casos y Embajadores de Jesús con 50 casos. Para el pastor Gustavo Banda, se trata del resultado de la desatención de un problema que inició desde febrero motivado por la esperanza de las familias varadas en Tijuana en espera de recibir el asilo humanitario en Estados Unidos.

“Dejaron crecer esto y algunos no aceptan ni la ayuda de salud. No es culpa del sector salud, es que no se atendió este tema”, comentó a ZETA el pastor: Gustavo Banda, responsable de la iglesia Embajadores de Jesús, que ha funcionado como albergue de migrantes desde 2017 con la llegada de los haitianos a Tijuana.

Los menores han sido atendidos por médicos internacionales, pues el pastor Banda explicó a ZETA que la Secretaría de Salud no respondió ante la necesidad de vacunas contra la varicela ni en tratamientos para controlar la situación. La Secretaría de Salud respondió a ZETA que darán una postura general hasta el miércoles a pesar de que el problema de los brotes de varicela inició el domingo 27 de junio en tres albergues de migrantes de Tijuana.

Este texto es publicado por el Border Hub con autorización del Semanario ZETA. Aquí la versión original.

 

Unete a nuestro newsletter.


Contacta al Autor

Ernesto Eslava

    El periodismo requiere de tu apoyo

    Conviértete en miembro del Border Hub

    Notas Relacionadas