Border center

Denuncian desabasto en Hospital General de Tijuana; ocupación arriba del 90% y más de 80 muertos en tres semanas

Por Adela Navarro Bello | Semanario ZETA de Tijuana

julio 29, 2020 | 5:00 am



Personal del Hospital General de Tijuana hizo llegar una carta abierta al Semanario ZETA de Tijuana para exponer la falta de insumos indispensables para atender a los enfermos por Covid-19 y exigir a las autoridades que les den las herramientas necesarias para enfrentar mejor la pandemia

Cuando el 28 de julio en la presentación en redes sociales del gobernador Jaime Bonilla Valdez, el secretario de Salud Alonso Pérez Rico dijo que el Hospital General de Tijuana estaba al 53 por ciento de ocupación, no dijo toda la verdad, ni reflejó la realidad de lo que sucede al interior de ese nosocomio.

Un médico consultado por ZETA, explicó que en el Hospital General de Tijuana están habilitados 90 espacios para atender a pacientes Covid 19: 14 camas en la Unidad de Cuidados Intensivos, 28 en el primer piso, 24 camas en el segundo piso, y 24 en el cuarto nivel. No más. Los pisos 3, 5, 6, 7, y 8, están vacíos, de acuerdo con médicos que laboran en ese hospital público, que en abril fue reconvertido para tratamiento exclusivo de enfermos por el coronavirus.

Agregó que más del 90% de las camas estaban ocupadas al 28 de julio, pero “Pérez Rico solo busca engañar, él dice que hay un 50 por ciento de ocupación porque están contando todas las camas de los demás pisos que no se están usando, el 3, 5 6, 7, y 8 están vacíos, no hay nada ni habrá nada”, sentenció el médico.

 

Los doctores que atienden los casos Covid 19 en el Hospital General de Tijuana entregaron un posicionamiento que desean hacer público, sobre las difíciles condiciones en las que laboran para salvar la vida a los pacientes, particularmente durante las últimas tres semanas, tiempo en el que han padecido la falta de insumos y medicamentos específicos y necesarios para sacar adelante a los enfermos.

En los últimas tres semanas refirieron que han fallecido más de 80 pacientes por Covid 19 en el Hospital General de Tijuana, teniendo un promedio de muertes -nada más en ese nosocomio- de cuatro por día. Algunos de los cuales han fallecido por la falta de insumos y medicamentos.

En el posicionamiento que entregaron a ZETA explican:

“La falta de insumos es un tema añejo.

“Con frecuencia es necesario hacer ajustes en la atención de pacientes debido a la falta de medicamentos, falta de reactivos de laboratorio o bien por falta de insumos para algún procedimiento que el paciente necesita”.

“Con frecuencia debemos recurrir a los familiares de nuestros enfermos para pedirles que de alguna forma nos hagan llegar algún recurso faltante. Estamos conscientes de que esto implica un esfuerzo económico muy grande para ellos, y por ello tratamos de agotar otras opciones antes de acudir a esta …”.

“’… Lo que hemos estado viendo en las últimas tres semanas en el Hospital ha rebasado la línea de lo habitual y nos ha puesto en una situación francamente desesperada”.

“La falta de insumos involucra en la actualidad medicamentos cuya aplicación continua al enfermo grave es absolutamente necesaria. Entre ellos los medicamentos que deben administrarse en un goteo continuo al enfermo, para mantenerlo dormido y sin dolor durante la respiración mecánica, son imprescindibles y no hay forma de sustituirlos. Al no contar con ellos implica que el enfermo esté despierto durante la respiración mecánica, tiene sufrimiento y dolor, pero además compite con el ventilador e impide que el paciente tenga niveles de oxigenación adecuados”.

También refieren que hacen falta dispositivos para hacer la aspiración de los sistemas de ventilación, medicamentos como norepinefrina, el cual permite mantener la presión arterial y evitar el colapso circulatorio que muchos de sus pacientes presentan. Señalan que estos y otros insumos han faltado en el Hospital General de Tijuana en las últimas tres semanas, y proporcionan una lista de los faltantes para que personas de la sociedad que estén en posibilidad de hacer donaciones, las realicen.

Fotos: Archivo ZETA

A continuación, la lista de insumos de los cuáles carecen en el General de Tijuana:

1.- Medicamentos para sedación y relajación de pacientes, como Profopol, Fentanilo, Morfina, Vecuronio, Cisatracurio, Rocuronio.

2.- Medicamentos para la prevención de formación de coágulos, como Enoxaparina, Flaxiparina, y Dalteparina.

3.- Antibióticos, tal es el caso de Linezolid, Vancomicina, Imipenem-Cilastatina.

4.- Sistemas para aspiración cerrada de paciente con ventilación mecánica

5.- Circuitos para sistema de administración de oxígeno por alto flujo

6.- Parches coloides

7.- Tomografía computada

8.- Videolaringoscopio funcional

Los médicos esperan que “la autoridad sanitaria responda a este llamado y se comprometa a proveer continuamente los materiales necesarios para la atención de los enfermos”, y a la sociedad tijuanenses también enviaron un mensaje, no bajar la guardia:

“El Hospital no ha dejado de recibir pacientes y prácticamente todas las camas con las que se cuenta para la atención de pacientes Covid 19 están ocupadas. Consideramos que no es momento de bajar la guardia y que las medidas de aislamiento domiciliario deberían sostenerse…”.

 

A continuación, el posicionamiento de los médicos del Hospital General sobre las carencias y lo que ahí sucede.

 

“Tijuana a 27 de julio de 2020

“A la opinión publica

“Los que suscribimos esta comunicación somos médicos y enfermeras que trabajamos en el Hospital Genera de Tijuana y que desde el 13 de abril hemos dedicado nuestro trabajo a la atención de pacientes con Covid-19. Deseamos hacer llegar información muy importante a los habitantes de Tijuana y las ciudades colindantes con respecto a la situación que se vive en el UNICO hospital público, fuera del IMSS, que atiende paciente con Covid en la región Tijuana-Tecate-Rosario y no ha dejado de recibirles desde el inicio de la epidemia.

“La falta de insumos es un tema añejo en este nosocomio. Con frecuencia es necesario hacer ajustes en la atención de pacientes debido a la falta de medicamentos, falta de reactivos de laboratorio o bien por la falta de insumos para algún procedimiento que el paciente necesita. Los médicos, enfermeras, químicos de laboratorio, terapistas respiratorios, personal de limpieza incluso personal administrativo todos estamos muy acostumbrados a hacer ajustes o cambios que se hacen necesarios por la falta de algún recurso que, aunque debería de existir, no existe.  Con frecuencia, debemos recurrir a los familiares de nuestros enfermos para pedirles que de alguna forma nos hagan llegar algún recurso faltante. Estamos muy conscientes de que esto implica un esfuerzo económico muy grande para ellos y por ello, tratamos de agotar otras opciones antes de acudir a esta opción.

“Sin embargo, lo que hemos estado viviendo en las últimas tres semanas en el hospital ha rebasado la línea de lo habitual y nos ha puesto en una situación francamente desesperada. La falta de insumos involucra en la actualidad medicamentos cuya aplicación continua al enfermo grave, es absolutamente necesaria. Entre ellos, los medicamentos que deben administrarse en un goteo continuo al enfermo, para mantenerlo dormido y sin dolor durante la respiración mecánica, son imprescindibles y no hay forma de sustituirlos. El no contar con ellos, implica que el enfermo está despierto durante la ventilación mecánica, tiene sufrimiento y dolor, pero más aún compite con el ventilador e impide que el paciente tenga niveles de oxigenación adecuados. Otro faltante indispensable, son los dispositivos para hacer aspiración de los sistemas de ventilación. Estos sistemas especiales nos permiten aspirar secreciones bronquiales en los pacientes que están en ventilación mecánica. Es la única forma de retirar estas secreciones por que el paciente y el ventilador están conectados en un circuito cerrado. Sin estos dispositivos, las secreciones se acumulan en los tubos de ventilación y en los pulmones de los enfermos con consecuencias muy graves. Otro medicamento que falta con frecuencia es la norepinefrina, que permite mantener la presión arterial y evitar el colapso circulatorio que muchos de nuestros pacientes presentan; también se administra en infusión continua y su efecto se pierde inmediatamente al ser retirado.

“Estos y otros muchos recursos han faltado en el hospital desde hace más de tres semanas y a pesar de los esfuerzos que el personal del hospital hace por sustituirlos y del esfuerzo de familiares y amigos hace por hacernos llegar los insumos a expensas de grandes sacrificios económicos, la situación ha afectado los desenlaces de los enfermos irremediablemente.

 A continuación, exponemos una lista materiales y medicamentos que no se tienen en la actualidad y son, fundamentales para la atención adecuada de nuestros enfermos.

1.- Medicamentos para sedación y relajación de pacientes

a. Propofol, Fentanilo, Morfina,  Vecuronio, Cisatracurio, Rocuronio.

2. Medicamentos para la prevención de formación de coagulos.

a. Enoxaparina, fraxiparina, dalteparina

3. Antibióticos

a. Linezolid, Vancomicina, Imipenem-Cilastatina,

4. Sistemas para aspiración cerrada de paciente con ventilación mecánica

5. Circuitos para sistema de administración de oxígeno por alto flujo

6. Parches coloides

7. Tomografía computada

8. Videolaringoscopio funcional

“Todo el equipo de trabajo de este hospital quiere manifestarle a la sociedad que nuestra voluntad y esfuerzo se mantienen firmes en la atención de enfermos con esta terrible enfermedad.  Nos hiere no poder entregar mejores resultados por no contar con las herramientas necesarias para hacerlo. Anhelamos que la autoridad sanitaria responda a este llamado y se comprometa a proveer continuamente los materiales necesarios para la atención de los enfermos.

“Finalmente, queremos hacer llegar a la sociedad que la percepción que tenemos en el HGT es que el problema de la epidemia por Covid-19 sigue estando muy activo.  El hospital no ha dejado de recibir pacientes y prácticamente todas las camas con las que se cuenta para la atención de pacientes con Covid-19 están ocupadas. Consideramos que no es momento de bajar la guardia y que las medidas de aislamiento domiciliario deberían sostenerse, particularmente para aquellas personas que son susceptibles de tener una evolución desfavorable (mayores de 60 años con padecimiento preexistente como obesidad, diabetes, enfermedad pulmonar y cardiaca).

“Atentamente

“Trabajadores del Hospital General de Tijuana”.

Este texto es publicado por el Border Hub con autorización del Semanario Zeta. Aquí el texto original. 

 

Unete a nuestro newsletter.


Contacta al Autor

Adela Navarro Bello

    El periodismo requiere de tu apoyo

    Conviértete en miembro del Border Hub

    Notas Relacionadas