Border center

CESPT vertió agua contaminada y creó desabasto en Baja California

Por Alejandro Arturo Villa | Semanario ZETA

abril 20, 2021 | 5:00 am



En los momentos más álgidos de la pandemia en 2020, cuando hubo desabasto de agua en la zona costa de Baja California y las playas de Imperial Beach en California fueron cerradas por contaminación, el origen del desorden fue la falta de químicos para descontaminar el agua de consumo humano y desinfectar las aguas vertidas en arroyos y mar.

Durante el primer pico de la pandemia por COVID-19, en mayo de 2020, Tijuana registraba alrededor de 2 mil casos positivos del virus SARS-CoV-2 que causa la enfermedad, al tiempo que la Comisión Estatal de Servicios Públicos de la ciudad (CESPT) reportó desabasto de productos químicos para el tratamiento del agua potable y suministró agua de mala calidad a los hogares.

Documentos de la CESPT que comprueban la contaminación del agua en BC

De igual manera, no había sustancias químicas para la desinfección de las aguas residuales que se tratan en Punta Bandera y posteriormente se liberan en el Océano Pacífico. Dicho desabasto se ha seguido presentando hasta marzo de 2021, de acuerdo con documentos oficiales de la paraestatal obtenidos por ZETA.

El 12 de marzo, en oficio dirigido al subdirector de Administración de Recursos de la CESPT, Sergio Antonio Weben, se le notificó que la empresa contratada para el suministro de los químicos para el tratamiento del agua está incumpliendo en la entrega de estos.

En el documento se detalla que ante la falta de cloro gas, el 1 de mayo de 2020 se paró la planta potabilizadora Rodríguez por tres horas y la planta de tratamiento de Punta Bandera no contaba con cloro, que, hasta el último día de marzo de 2021, tampoco se tenía.

El oficio fue firmado por Francisco Maurel Sierra Cruz, subdirector de Agua y Saneamiento.

El 10 de julio de 2020, con más de 3 mil 119 casos positivos del nuevo coronavirus en Tijuana, el jefe de Bienes y Servicios de la CESPT envió otro oficio al subdirector de Administración de Recursos, informando que continuaba el desabasto de gas cloro para la potabilización de agua y el tratamiento de aguas residuales. 

Nota de la OMS en la que se explica el daño que puede hacer el agua contaminada.

En el oficio se detalla lo siguiente:

“En la planta potabilizadora El Florido, el cloro se terminará en la tarde del sábado 11 de julio, por lo que, de no arribar la plataforma con los cilindros de cloro, se tendrá́ que parar la potabilizadora, dejando sin agua potable a las ciudades de Tijuana, Playas de Rosarito, así́ como el envío de agua a Ensenada, generando con ello un grave problema social, recrudeciéndose aún más por la actual contingencia derivada del COVID.

“Con respecto a la planta de tratamiento de aguas residuales de Punta Bandera. el 1ro de mayo se terminó́ el cloro gas, desde esa fecha solo han surtido 2 cilindros, mismos que se utilizaron del 21 al 28 de mayo, por lo que esta Comisión está infringiendo en el incumplimiento referente a las descargas de agua residuales bajo la norma NOM-002 SEMARNAT 1996, afectando la contaminación del arroyo y el sitio donde desemboca mar con coliformes fecales”.

Sin embargo, la problemática del desabasto de químicos no mejoró. El 24 de julio de 2020, Luis Manuel Vargas Pelayo, entonces subdirector de Agua y Saneamiento, volvió a enviar un informe detallado a Antonio Weben sobre las irregularidades de la empresa contratada por el Gobierno del Estado para suministrar las sustancias químicas.

“La Potabilizadora El Florido. Actualmente, al día diez y once de julio del año en curso, el personal operativo se vio en la necesidad de reducir la concentración de cloro de 5 ppm a 3.5 ppm, considerando que actualmente se está́ potabilizando un promedio de (4900) cuatro mil novecientos litros por segundo, actualmente el proveedor falta al suministro que debe tener la potabilizadora en “stock”, ocasionando una dosificación más baja en el agua.

“La insuficiencia de cloro gas es un problema grave, no solo por el incumplimiento en la NOM-127-SSA1-1994, cuyo objeto es ‘establecer los límites permisibles de calidad y los tratamientos de potabilización del agua para uso y consumo humano, que deben cumplir los sistemas de abastecimiento públicos y privados o cualquier persona física o moral que la distribuya…’, sino por el alto consumo de agua en la población por las altas temperaturas registradas y la emergencia sanitaria que actualmente se vive por el COVID-19, declarada por la Organización Mundial de la Salud, recordemos que CESPT, provee agua potable a las ciudades de Tijuana, Playas de Rosarito y una parte a Ensenada. 

“La consecuencia de no contar con gas cloro en tiempo y forma es que se detectó́, por medio del Departamento de Control de Calidad, que había puntos de la ciudad de Tijuana en donde el agua potable ya llegaba con cloro residual fuera de norma.

“La PTAR de Punta Bandera, no tiene a disposición cloro gas desde el mes de mayo 2020, situación crítica para operación y por las razones ya expuestas de riesgo de salud pública”.

El desabasto continuó pese a más de siete oficios dirigidos a las autoridades responsables de revisar el cumplimiento del contrato de abastecimiento de los químicos, fue así como el 19 de marzo de 2021, el actual subdirector de Agua y Saneamiento, Luis Omar Raygoza Portillo, envió de nuevo un oficio al subdirector de Administración de Recursos, Armando Reyes Arana, exponiendo la insuficiencia de sustancias químicas para el tratamiento del agua potable y residual del municipio. 

Nota de habitantes de Tijuana enfermos por contaminación del agua.

En el documento, Raygoza Portillo expone que actualmente se cuenta con desabasto de sustancias químicas para el tratamiento de las aguas residuales en las plantas propiedad de esta Comisión, “en específico me refiero a: gas cloro, polímero e hipoclorito de calcio.

“En relación al desabasto de gas cloro para la desinfección de las aguas residuales de la PTAR San Antonio de los Buenos (Punta Bandera), le informo que debido al desabasto que se tiene desde el 28 de mayo de 2020 y hasta la fecha, la falta de adición de gas cloro a la descarga de la planta impide que se reduzcan las concentraciones de Sólidos Suspendidos Totales (SST) y Materia Orgánica medida en términos de Demanda Bioquímica de Oxígeno (DBO). La nula oxidación de materiales orgánicos por ausencia de cloración en la descarga de la antes mencionada planta, ha provocado el incremento de las concentraciones de SST y DBO en los muestreos mensuales de laboratorio acreditado ante CONAGUA, lo que ha generado un aumento en las multas trimestrales que tiene que pagar este Organismo Público a CONAGUA”. 

Seproa y CESPT mintieron y ocultaron la situación

Durante agosto de 2020, la ciudad presentó escasez de agua potable, misma que de acuerdo con el titular de la Secretaría de Protección, Saneamiento y Manejo del Agua (Seproa), Salomón Faz Apodaca, se debió a fallas en el bombeo del líquido por una fuerte demanda de energía eléctrica.

En distintas ocasiones, el funcionario estatal refirió que la temporada de calor provocó una gran demanda y por consecuencia los niveles de agua disponible disminuyeron considerablemente. Sin embargo, y de acuerdo con los oficios antes mencionados, se tuvieron que detener por lapsos de tiempo indefinido el bombeo de agua, ante la falta de los químicos que se deben suministrar para que el agua tenga los estándares correctos para el consumo humano.

Por otra parte, en marzo de 2020, la costa sur de Imperial Beach, California tuvo que ser cerrada para el uso de la población de ese condado, al encontrarse en altos niveles de contaminación. El argumento fue que con las lluvias que entonces se presentaron, se arrastraron contaminantes del Río Tijuana hasta las costas estadounidenses.

De acuerdo con los oficios antes citados, la falta de cloro para el tratamiento de aguas residuales que llegan a la planta de Punta Bandera generó que se liberaran litros de agua con concentraciones de Sólidos Suspendidos Totales (SST) y Materia Orgánica medida en términos de Demanda Bioquímica de Oxigeno (DBO), “generado un aumento en las multas trimestrales que tiene que pagar este Organismo Público a CONAGUA”.

Irregularidades en el contrato 

Por medio de la Licitación Pública Regional OM-CONSOL-004-2020, se adjudicó el contrato de adquisiciones de sustancias químicas a una empresa originaria de Nuevo León, con razón social ROHJAN, SA de CV, (RFC LRO0403116PA), aunque en la segunda etapa no presentó la información y pruebas solicitadas para validar su viabilidad en la adjudicación.

El contrato con la empresa se celebró el 10 de marzo de 2020, con las firmas de Rigoberto Laborín Valdez, director general de la CESPT; Gaspar Peña Saucedo, representante legal de ROHJAN, SA de CV; y Francisco Maurel Sierra Cruz, subdirector de Agua y Saneamiento.

El acuerdo de adquisiciones entre CESPT y la empresa fue por 27 millones 345 mil 907.25 pesos, con fecha de término 28 de febrero de 2021.

Con la firma del contrato, el compromiso era cumplir con horarios y días de entrega que en los distintos oficios se informa no lo hace, sin embargo, nunca se le canceló el contrato, al contrario, se continuó trabajando la compañía.

Aunado al incumplimiento con la entrega de sustancias establecidas en el contrato como Hipoclorito de Sodio, Polímero e Hipoclorito de Calcio, descritos en las partidas 4, 5 y 7 -detallan los oficios antes citados-, otra irregularidad es que ROHJAN se unió con la empresa Agua y Aire, SA de CV durante la licitación para utilizar su domicilio en Mexicali; sin embargo, en el contrato final ya no figura la firma cachanilla que destaca por su nula experiencia y capacidad para suministrar las sustancias químicas a los organismos operadores del agua en la entidad.

ROHJAN, SA de CV también aparece como proveedora de ventiladores médicos a la delegación estatal del Instituto Mexicano del Seguro Social en Sinaloa, al cual vendió 15 ventiladores adulto-pediátricos por un monto de un millón 419 mil pesos.

Funcionario se contradice 

ZETA buscó al actual subdirector de Agua y Saneamiento de la CESPT, Luis Omar Raygoza Portillo, para que explicara el contexto actual del desabasto de los químicos para el tratamiento y potabilización del agua, al ser él quien envió uno de los oficios informando la situación.

El funcionario negó desabasto alguno de sustancias químicas, pese a que así es como refirió el asunto del oficio que envió el 19 de marzo de 2021 al subdirector de Administración de Recursos.

“Es de forma regular que yo suelte los oficios diciendo que es de desabasto, pero en realidad no hay desabasto. Simplemente pido que me compren el cloro. Yo puedo mover de una planta a otra las sustancias químicas, si en una planta me llegara a faltar, yo con tiempo solicito que transfieran sustancia química de una a la otra planta, relativamente nunca tengo desabasto porque se está comprando día a día, no podemos tener almacenadas muchas sustancias químicas”, declaró.

Raygoza afirmó que él genera ese tipo de oficios de manera normal para que el área de administración compre las sustancias químicas, “pero a mí no me deja de llegar ese producto”, además de reiterar que nunca les ha faltado este producto, al ser “la desinfección del agua potable y el tratamiento de agua residual”, parte medular de la Comisión; contradiciendo así la serie de oficios emitidos desde el año pasado por parte de la Subdirección de Agua y Saneamiento.

“Hasta ahorita no ha habido fallas, yo soy la parte operativa, yo no me encargo de las compras, solo hago mi requerimiento conforme a las necesidades para el tratamiento del agua residual o el agua potable”, aclaró.

Respecto a lo que expone en el documento anteriormente referido sobre la situación de la planta de tratamiento de Punta Bandera, dijo: “Mientras que cumpla con la Norma Oficial Mexicana que marca el título de concesión, quiere decir que está cumpliendo”.

Este texto es publicado por el Border Hub con autorización del semanario ZETA. Aquí la versión original.

 

Unete a nuestro newsletter.


Contacta al Autor

Alejandro Arturo Villa

    El periodismo requiere de tu apoyo

    Conviértete en miembro del Border Hub

    Notas Relacionadas