Border center

Bowe Najativo, un taller de costura rarámuri bloqueado por el Estado

Por Jaime Armendáriz | Raíchali

noviembre 19, 2020 | 6:00 am



Esos señalamientos contra la autoridad las resaltaron los rarámuri durante una marcha realizada este martes 17 de noviembre en el poblado de Creel, y reiteraron la exigencia para que les sea respetada la posesión ancestral y el reconocimiento al derecho del territorio.

Estas últimas las plantearon nuevamente debido a los antecedentes de proyectos turísticos y de desarrollo, impuestos en la zona serrana de Chihuahua sin tomar en cuenta a las comunidades.

La obra del taller de costura comenzó en abril de éste año, pero desde julio fue clausurada por elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE) tras una demanda del empresario Fernando Cuesta por el presunto delito de despojo, ya que él reclama como propios los terrenos del lugar llamado Cerros de la Virgen.

Desde entonces, a los rarámuri se les ha corrido del sitio y en agosto fueron detenidos como parte del seguimiento al proceso judicial, acciones que los hoy afectados ven como un hostigamiento constante.

Sin embargo hasta el momento no han recibido una atención favorable desde las autoridades, ni estatales ni federales.

Ese proyecto de costura es financiado por el Fideicomiso de la Comunidad Bosques de San Elías Repechique, constituido a finales del 2016 por el Estado por un mandato judicial, a fin de reparar los daños ocasionados por la Construcción del Aeropuerto de Creel, obra iniciada durante la administración de César Duarte, y de la cual no se les consultó.

La Consultoría Técnica Comunitaria, A.C. (Contec), organización que acompaña a esa comunidad en su lucha por el reconocimiento del territorio, dio a conocer que en asamblea comunitaria y “con base al derecho de territorio ancestral, libre determinación y autonomía que ejercen en su territorio”, los pobladores decidieron el lugar en donde se construiría el taller.

Esto debido a que la comunidad tiene la posesión del territorio desde hace más de 100 años. Ahora se encuentra asentada en 12 predios particulares que fueron adquiridos cuando los indígenas los habitaban.

Bowe Najativo es un proyecto de costura rarámuri en San Elías Repechique, en Bocoyna, Chihuahua.

Oídos sordos a exigencias

La Comunidad Bosques de San Elías Repechique tiene décadas denunciando la tala ilegal, el saqueo de recursos maderables de la zona, y exigiendo el respeto a su territorio ancestral, entre otros derechos, sin respuesta desde los gobiernos.

Así lo ha señalado en varias ocasiones Contec, ya que por ejemplo, en el caso de los permisos de aprovechamiento forestal, las comunidades indígenas han mantenido la exigencia del Derecho a la Consulta Previa Libre e Informada, y los principios de buena fe, pero no han sido escuchadas.

Justo ese principio de la consulta llevó a los pobladores a ganar un recurso en tribunales federales contra Gobierno del Estado por la edificación del aeropuerto, obra que aún no es funcional.

En el proceso para definir los daños se realizaron dos peritajes, un estudio antropológico y un estudio de daños ambientales, realizados por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) que sirvieron para determinar el monto de la reparación del daño. Posteriormente fue constituido un fideicomiso a través del Congreso del Estado que se encuentra en proceso de ejecución.

En abril del 2015 la comunidad decidió en una reunión que el recurso del Fideicomiso sería utilizado para generar Proyectos Productivos en beneficio de la comunidad.

En diciembre del 2016 y a principios del año 2017, la Comunidad Bosque de San Elías-Repechique, con el acompañamiento y la asesoría de Contec elaboraron el primer proyecto consistente en un salón de Usos Múltiples y las reglas de operación del Fideicomiso.

En el caso del salón, localizado en la Ranchería de Río Oteros, aprobado en el año 2017, se pidió al Comité Técnico del Fideicomiso la auditoría del proyecto ya finiquitado, pero la revisión no ha concluido.

Este texto es publicado por el Border Hub con autorización de Raíchali. Aquí la versión original.  

Unete a nuestro newsletter.


Contacta al Autor

Jaime Armendáriz

    El periodismo requiere de tu apoyo

    Conviértete en miembro del Border Hub

    Notas Relacionadas