Border center

Bonilla no transfiere a FGE helicóptero de la PEP

Por Alejandro Arturo Villa | Semanario ZETA

junio 01, 2021 | 5:00 am



Como parte de la integración de la autonomía de la Fiscalía General del Estado, el gobierno de Baja California debió transferir la mayoría de los bienes y partidas con las que funcionaban la PGJE y la SSPE, pero no lo ha hecho. Aunque ya tienen autonomía para el pago de nómina, falta mucho por transferir, incluido el helicóptero de la extinta Policía Estatal Preventiva que el actual gobernador se quedó para utilizar como transporte personal

La Procuraduría General de Justicia y la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, eran parte de la estructura del gobierno estatal. Cuando en el Congreso de Baja California crean la Fiscalía General del Estado (FGE), esta no contaba de entrada con autonomía financiera, pues la Ley indica que el gobierno debe iniciar un proceso para entregar a esta, todos los bienes que fueron de la PGJE y de la SSPE.

Ese trámite no ha concluido. Si bien la FGE ya está en capacidad de pagar la nómina de sus empleados, hay muchos otros rubros y bienes que no han sido debidamente trasladados del gobierno de Jaime Bonilla Valdez a la FGE que encabeza Guillermo Ruiz Hernández.

Uno de esos bienes, es el helicóptero que perteneciera a la extinta Policía Estatal Preventiva, que debería entregarse a la fiscalía para uso de la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación (GESI), pero que el gobierno ha mantenido en su inventario para uso personal de su actual titular, Jaime Bonilla Valdez.

Así, el mandatario continúa sirviéndose de los recursos que debería entregar a la FGE, como es el caso del único helicóptero de seguridad con que cuenta la entidad.

Esta semana, Bonilla volvió a utilizar la aeronave en calidad de taxi privado.

El helicóptero con matrícula XC-PEP, adquirido por la PEP en 2018 para compensar dos vehículos aéreos accidentados previamente, desde el 16 de marzo y hasta el jueves 27 de mayo, el mandatario continúa utilizándolo para viajar del Aeropuerto Internacional de Tijuana hasta el nuevo Centro de Gobierno en la carretera Tijuana-Tecate.

Este fin de semana pasado, del 21 al 22 de mayo, el helicóptero de rescates y seguridad fue usado por el gobernador para realizar un viaje de Tijuana a Ensenada. Partió el viernes 21 alrededor de las 17:00 horas y regresó al día siguiente, sábado 22, alrededor de las 18:00 horas.

La aeronave marca Bell, modelo 206B III, número de serie 4332, estuvo 24 horas esperando al ingeniero Bonilla en el puerto; sin embargo, en su agenda de trabajo solo tenía una reunión con integrantes del Consejo Fundacional de San Quintín, el sábado por la mañana.

El helicóptero partió a las 11:29 horas del Aeropuerto Internacional “General Abelardo L. Rodríguez” al nuevo Centro de Gobierno del Estado. Llegó a las 11:35 horas, trasladando al mandatario estatal. La unidad quedó a la espera del fin de las labores de Bonilla, lo que sucedió a 14:25 horas, cuando este fue devuelto al hangar estatal en el puerto aéreo de la ciudad.

Vuelo de Bonilla en Helicóptero

Poco más de una hora después, a las 15:45 del viernes 21, Bonilla Valdez volvió a utilizar el único helicóptero para rescates del Estado, para viajar a la base aérea El Ciprés en Ensenada, aterrizando en ese punto a las 16:16 horas.

Tan solo 40 minutos después, los reportes de vuelo indican que la aeronave volvió a encender sus motores a las 16:53 horas, cuando despegó rumbo a San Quintín, haciendo un trayecto de ocho minutos.

En ese punto, el helicóptero quedó estacionado hasta las 18:00 horas del sábado 22 de mayo, cuando de nueva cuenta se trasladó al Aeropuerto Internacional de Tijuana a las 18:30, de acuerdo con la bitácora de vuelo.

Así realizó su visita a una reunión el gobernador, en el helicóptero que fue adquirido en el gobierno de Francisco Vega de Lamadrid, para ser utilizado por la extinta PEP en laboras de seguridad y rescate, luego que dos aeronaves similares se perdieran en dos distintos accidentes aéreos.

El viernes 21 de mayo, ZETA publicó en su versión impresa que el helicóptero perteneciente a la PEP estaba siendo utilizado como transporte privado del titular del Poder Ejecutivo del Estado para ir del aeropuerto al nuevo Centro de Gobierno en la Zona Este de la ciudad. El de Ensenada es el primer viaje, documentado, que hace Bonilla a otro municipio a bordo de esa aeronave.

El resto de la semana siguió utilizando para viajar al nuevo Centro de Gobierno, haciendo solo ocho minutos de traslado, cuando la población en general que debe desplazarse hasta ese punto, generalmente tarda entre una y dos horas.

Por orden del gobernador de Baja California, el Centro de Gobierno del Poder Ejecutivo del Estado cambió de residencia. De estar a un costado del Palacio Municipal de Tijuana, en una céntrica y accesible área de la ciudad en Zona Río, se movió donde se localiza el Instituto de Movilidad Sustentable (IMOS), ante la inconformidad de los propios trabajadores del gobierno y los ciudadanos, por la distancia que tendrían que recorrer hasta la nueva ubicación, la falta de rutas de transporte público hacia ese punto y el tiempo que les tomaría llegar.

El trayecto desde Palacio Municipal al nuevo despacho del gobernador en la ciudad, tiene un costo total de traslado ida y vuelta en transporte público de 70 pesos por persona; no hay parada para que los taxis colectivos bajen y suban pasajeros sobre la Carretera Libre Tijuana-Tecate, sin que implique un riesgo para los usuarios.

A través de la Plataforma Nacional de Transparencia, ZETA realizó una solicitud de información a la oficina de la gubernatura para conocer la cantidad de veces que Jaime Bonilla Valdez utilizó el helicóptero para trasladarse de un punto a otro. A la par, se pidió desglosar los puntos de partida y arribo desde que asumió al cargo, a finales de 2019, hasta el 1 de abril del año en curso.

La respuesta de la dependencia fue que, en ese lapso, el de Morena utilizó la aeronave para su transportación en 41 ocasiones. En cuanto a puntos de partida y horarios, la dependencia argumentó que esa información se encuentra reservada por cinco años, ya que pondría en peligro la seguridad e integridad del titular del Poder Ejecutivo de Baja California.

A raíz de la respuesta obtenida, ZETA asistió periódicamente al nuevo Centro de Gobierno, documentando por días la operación del gobernador. Por lo menos la última semana, previo al cierre de edición del jueves 20 de mayo, el gobernador arribó a sus nuevas oficinas entre las 06:00 y 07:00 horas para retirarse a las 14:00 horas.

En la aeronave solo viajan cuatro personas: el mandatario, su escolta, el piloto y el copiloto. El resto de sus escoltas, cinco más, suben a la camioneta Suburban blanca en la que Bonilla suele transportarse vía terrestre.

De acuerdo con un comparativo realizado por este Semanario con datos de tres centros aeronáuticos de Baja California, el costo operativo del helicóptero se estima en más de 20 mil pesos. Simplemente la hora de vuelo cuesta en promedio 10 mil pesos, mientras que el sueldo de un piloto ronda los 50 mil mensuales, costo que absorbe el Gobierno del Estado y paga con lo recaudado vía impuestos.

El Bell modelo 206B III tuvo un costo al erario público de un millón 139 mil 226 dólares, de los cuales 890 mil eran del valor de la unidad y el resto por la capacitación del piloto, una inspección de vuelo, trámites de importación, entre otros conceptos administrativos.

Desde su llegada al Estado (2018) bajo el mando de la PEP, la aeronave -impulsada por un motor Rolls Royce- efectuó 72 vuelos en Baja California, 14 traslados, 37 labores preventivas y dos de combate al narcotráfico, cuyos resultados fueron la localización de plantíos de droga.

Este texto es publicado por el Border Hub con autorización del Semanario ZETA. Aquí la versión original.

Unete a nuestro newsletter.


Contacta al Autor

Alejandro Arturo Villa

    El periodismo requiere de tu apoyo

    Conviértete en miembro del Border Hub

    Notas Relacionadas