Border center

Bonilla justifica el uso del helicóptero y culpa a Hank de generar violencia durante campaña

Por Uriel Saucedo | Semanario ZETA

junio 18, 2021 | 5:00 am



Foto: Jorge Dueñes

El gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez acudió a un evento de destrucción de máquinas tragamonedas, organizado por la Fiscalía General del Estado de Baja California (FGE), al cual llegó a bordo del helicóptero que perteneciera a la desaparecida Policía Estatal Preventiva (PEP). 

Interrogado del por qué sigue haciendo uso de este vehículo, declaró tajante: “Porque lo necesito”. Además, cuando se le preguntó por los principales detonadores de inseguridad, aseguró que con la salida de Jorge Hank de la escena política, la violencia comenzaría a descender.

“A los que dedican a corromper la juventud, el narcomenudeo que esto es parte del narcomenudeo, no es otra cosa más que enganchar a los jóvenes para que después necesiten dinero, y los tienen cautivos para que anden vendiendo droga. Eso es todo lo que es, hagan de cuenta que, así es como empezó Hank, precisamente, corrompiendo a los jóvenes”

“A partir de la elección se va a inhibir la violencia, porque se va a ir el generador número uno de violencia del estado qué se llama Hank Rhon. Se va, yo creo que a su casa porque nadie lo quiere, yo creo que el pueblo ya le dijo. Vamos a hacer qué pague sus impuestos, que pague el agua porque tampoco la paga, y yo creo que cuando lo pague se va a ir”, preciso Jaime Bonilla Valdez, en respuesta a si creía que destruir máquinas tragamonedas sería la solución para disminuir hechos violentos.

El aterrizaje y despegue se hizo en la parte trasera del Centro de Formación y Capacitación Policial (CENFOCAP), ubicado a la entrada del municipio de Tecate.

Con respecto al evento de destrucción de máquinas tragamonedas, el fiscal general, Guillermo Ruiz Hernández manifestó que estos trabajos se han realizado con el fin de apartar a los adolescentes de actos delicuenciales.

Maquina tragamonedas destruidas por Jaime Bonilla.
Fotos: Jorge Dueñes

“Vimos la necesidad de proteger a la adolescencia que estaba siendo arrebatada de las familias por la delincuencia. Hemos logrado destruir más de 3 mil maquinitas y decomisado mil 222 inmuebles. Se agudiza la gravedad de la problemática que representa cada maquinita, que cada una produce cerca de 2 mil pesos diarios a la delincuencia, y si se multiplica por todos los días, cuanto genera esta operación, se presume es millonaria”, indicó el Fiscal General.

Añadió qué estos decomisos se han dado en carnicerías, tortillerías, y señaló qué cuando se detectan problemas de narcomenudeo, no solo se enfrentan al tema del juego sino también a las adicciones a las drogas. Durante la ceremonia se destruyeron 2 mil 140 máquinas tragamonedas.

Este texto es publicado por el Border Hub con autorización del Semanario ZETA. Aquí la versión original.

Unete a nuestro newsletter.


Contacta al Autor

Uriel Saucedo

    El periodismo requiere de tu apoyo

    Conviértete en miembro del Border Hub

    Notas Relacionadas