Border center

Acepta Jorge Torres López, ex gobernador de Coahuila: conspiró para lavar dinero de sobornos

Por Edgar González y Alejandro Montenegro | Vanguardia

junio 18, 2020 | 5:00 am



Ex gobernador reconoce recibir dinero por dar obras a ‘El Rey de los Dragones’. Autoridades de EU hacen alusión que fue jefe de Javier Villarreal, también procesado

El ex gobernador interino de Coahuila, Jorge Torres López, se declaró ayer culpable del delito de conspiración para lavar dinero ante un juez en Texas; la Corte estadounidense informó que el ex mandatario aceptó que los recursos involucrados eran producto de sobornos recibidos por contratos de obra pública en Coahuila.

Documentos judiciales de la Corte de Texas, a los que tuvo acceso VANGUARDIA, arrojan que en 2007 y 2008, el empresario Luis Carlos Castillo Cervantes, conocido como “El Rey de los Dragones”, le depositó 733 mil 441 dólares a Torres López, una parte era por sobornos.

“Torres reconoció que 350 mil dólares del total fueron sobornos a cambio de contratos para la construcción de caminos. Un análisis de la actividad financiera de las cuentas de Castillo Cervantes y Torres en el Inter National Bank de McAllen, Texas, confirman que los pagos fueron hechos”, se dice en el documento judicial.

“El contratista recibió pagos en México del estado de Coahuila y pagó sobornos a Torres depositando en su cuenta en un banco de Estados Unidos”, señala el documento firmado por Torres López.

Además, la investigación arrojó que el dinero que Torres López tenía en su cuenta del Inter National Bank de Mcallen, fue usado para comprar dos inmuebles y un lote en la ciudad de Montgomery, Texas. Las compras se realizaron durante las fechas en las que es acusado de participar en un esquema de lavado de dinero.

De las tres propiedades que adquirió Torres López, el gobierno de Estados Unidos le confiscará una, tras determinarse que está relacionada con las transacciones que realizó en el esquema de lavado.

La propiedad que le confiscarán está ubicada en 53 South Wind Drive, en Montgomery.

“Nadie Amenazó”

Torres López se presentó ayer a la audiencia a través de una videoconferencia, en la cual se mostró nervioso y visiblemente demacrado, dijo que nadie lo amenazó, que nadie le ofreció algo para declararse culpable, y que había hablado con sus abogados al respecto.

El exgobernador declaró que después de culminar su mandato como gobernador interino (2011) se dedicó a la construcción. Torres fue detenido el 5 de febrero de 2019 en Puerto Vallarta, Jalisco, y extraditado en octubre del mismo año.

En un comunicado de prensa, la Corte estadounidense hace alusión a que Jorge Torres era el jefe de Javier Villarreal Hernández, ex titular del desaparecido SATEC; Villarreal también ha sido condenado en el Distrito Sur y Oeste de Texas por delitos de lavado de dinero y está en espera de conocer su sentencia el próximo 29 de julio.

El 10 de septiembre es la fecha programada para que la jueza de distrito de Estados Unidos, Nelva González Ramos, emita una sentencia contra Jorge Torres López, la cual tiene un rango máximo de 20 años de prisión y 500 mil dólares de multa, y un rango inferior de tres años de libertad probatoria o condicional y 100 mil dólares de multa.

La multa de los 500 mil dólares, más de 10 millones de pesos, es el doble del valor de las transacciones involucradas en el delito por el cual Torres López decidió declararse culpable.

* Este texto es publicado por el Border Hub con autorización de Vanguardia. Aquí el texto original. 

Unete a nuestro newsletter.


Contacta al Autor

Edgar González y Alejandro Montenegro

    El periodismo requiere de tu apoyo

    Conviértete en miembro del Border Hub

    Notas Relacionadas