Border center馃摲 Apoya al periodismo

Delitos sexuales en Coahuila y su aura de impunidad

Por Francisco Rodr铆guez | Semanario / Vanguardia

junio 21, 2021 | 5:13 am


violencia feminicida en Coahuila

Este reportaje forma parte del Hub de Periodismo de Investigaci贸n de la Frontera Norte, un proyecto del International Center for Journalists, en alianza con el Border Center for Journalists and Bloggers.

En Coahuila, el 95 por ciento de las denuncias por delitos sexuales quedan impunes. 驴Qu茅 sucede desde que una persona es v铆ctima de una agresi贸n sexual hasta que obtiene justicia?聽

Daniela vivi贸 un noviazgo de agresiones y violencia que culmin贸 con una violaci贸n. Su ahora exnovio siempre fue agresivo: la nalgueaba, la mord铆a y ahorcaba cuando ten铆an relaciones sexuales. Se enojaba seguido.聽

-Ya te est谩s pasando. No est谩s midiendo tus fuerzas 鈥搑eclam贸 Daniela m谩s de una vez.聽

Una tarde el novio pas贸 por ella y sin mediar comentario la llev贸 a un motel. Daniela no quer铆a tener sexo. En m谩s de una ocasi贸n le pidi贸 que se detuviera.聽

-Me golpe贸. Me mordi贸 la espalda. Me lastim贸 mi parte 铆ntima. Yo le gritaba que se quitara, que parara, pero no lo hizo.聽

Despu茅s de haber tenido relaciones sexuales sin su consentimiento, el novio la abandon贸 en una tienda y no volvieron a hablar. Daniela entendi贸 que hab铆a sido violada.聽

Una psic贸loga de la Facultad le explic贸 que hab铆a vivido una violaci贸n. Podr铆a activar el protocolo de violencia de g茅nero de la universidad o interponer una demanda penal. Ella se neg贸. No quer铆a contarle lo ocurrido a otra persona. El miedo, el rechazo, su intimidad.聽

Para el abogado penalista Gerardo P茅rez P茅rez, el miedo, la presi贸n social, la revictimizaci贸n, se帽alamientos, son las principales razones por las que no se denuncia.聽聽

-Es un miedo que siempre est谩 presente. Lesiones y da帽os se prolongan en el tiempo. Tambi茅n hay un tema de pol铆tica familiar 鈥揷onsidera el penalista.聽

Daniela empez贸 lo que ella llama una 鈥渇ase destructiva鈥. Comenz贸 a embriagarse al grado de llegar alcoholizada a clases.聽

Tres semanas despu茅s segu铆an los moretones en su cuerpo. Hasta que su mam谩 los observ贸.聽聽

Largo camino

Desde 2017 hasta el primer trimestre de 2021, seg煤n datos de la Fiscal铆a General de Coahuila y del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad P煤blica (SESNSP), se han denunciado 4 mil 895 delitos sexuales en el estado: 2,382 por abuso sexual, 897 por acoso sexual, 72 por hostigamiento sexual, dos por incesto, 572 por violaci贸n equiparada, 770聽 por violaci贸n simple y 200 por 鈥渙tros鈥.

Sin embargo, en el mismo periodo apenas se contabilizan 255 sentencias condenatorias (y cuatro absolutorias) seg煤n cifras entregadas por el Poder Judicial del Estado, es decir, que de cada 100 denuncias por delitos sexuales, apenas 5 llegan a una sentencia. En otras palabras: 95% quedan impunes.聽

En delitos como el abuso sexual la cifra de impunidad es del 98% y delitos como el acoso sexual registran apenas 3 sentencias condenatorias (0.33% del total de denuncias).

驴Por qu茅 son tan bajas las cifras? El resto de la historia de Daniela, la estudiante de medicina que fue violada, puede ayudar a entender.

Despu茅s que su mam谩 le mirara los moretones que segu铆an sin desaparecer tres semanas despu茅s, la hija cont贸 lo vivido. 鈥淰amos a denunciarlo鈥, anim贸 la madre, enojada por lo que hab铆a vivido su hija.聽

Daniela ten铆a 鈥搕iene- una imagen de la justicia: la impunidad es el men煤 principal. 鈥溌縌u茅 van a decir? No va a funcionar鈥, eran las excusas de la misma v铆ctima. El aura de impunidad que ronda en el sistema de justicia vence a las v铆ctimas antes de iniciar un proceso largo y tortuoso.聽

La psic贸loga la diagnostic贸 con estr茅s postraum谩tico. No se acordaba de lo que hab铆a pasado, vomitaba cuando trataba de recordar. La ansiedad la invad铆a. Segu铆a bebiendo alcohol en exceso. Su madre insist铆a en denunciar. Su psic贸loga tambi茅n. 脡sta la canaliz贸 un d铆a con un m茅dico legista de la Facultad que trabaja en la Fiscal铆a. El m茅dico le mir贸 una foto聽 del gl煤teo lleno de sangre y moretones. 鈥淓stos fueron fregazos de los buenos鈥, le dijo. 鈥淭煤 eres la v铆ctima鈥, recalc贸 el doctor. Daniela no se sent铆a una v铆ctima. Comenz贸 a llorar porque el doctor le dec铆a que ten铆a que aceptar.聽

Su madre contrat贸 un abogado con quien Daniela fue a la Fiscal铆a a poner la denuncia, m谩s presionada que por inter茅s propio. Pero le dijeron que como se trataba de algo hecho por el novio, era 鈥渧iolencia de mujer鈥 y ten铆a que acudir al Centro de Justicia y Empoderamiento de la Mujer.聽

En el Centro de Justicia la ingresaron a un peque帽o cuarto donde un funcionario comenz贸 a cuestionarla como si se tratara del llenado para una vacante.聽

-鈥楢h铆 viene otra que violaron鈥, sent铆.

-驴Qu茅 te pas贸?... 驴Te quitaste la ropa?... 驴Le hiciste sexo oral?... 驴En qu茅 motel?... 驴Cu谩nto dur贸? Fueron algunas de las preguntas del servidor p煤blico.聽

Un cuarto peque帽o, atendida por un hombre, experiencias que van en contra del Protocolo de Investigaci贸n Ministerial, Policial y Pericial con Perspectiva de G茅nero y Derechos Humanos sobre la Violencia Sexual para el Estado de Coahuila.聽

Del Centro de Justicia 煤nicamente logr贸 que le dieran una medida de protecci贸n y restricci贸n a su atacante. Pero su denuncia fue ingresada como lesiones, no como violaci贸n. 鈥淎s铆 se mete, luego vamos a gravarle el delito鈥, explicaron. Daniela no entendi贸.聽

De haberle recibido su denuncia penal en el Ministerio P煤blico, es posible que hubieran encontrado datos que probaran la violaci贸n. El penalista Gerardo P茅rez P茅rez explica que el coito violento o la c贸pula por la fuerza, provoca que al no haber lubricaci贸n, los labios mayores exteriores tengan eritemas o enrojecimiento. Menciona que la c贸pula se confirma con una prueba qu铆mica forense que se llama fosfatasa 谩cida, que consiste en la introducci贸n de hisopo o un algod贸n en el genital de la mujer, se le pone una soluci贸n y si se torna azul o morada, quiere decir que hay semen.聽

P茅rez P茅rez explica que los delitos sexuales se consideran de 鈥渘aturaleza 铆ntima y realizaci贸n oculta鈥, pues la c贸pula sucede normalmente sin testigos. Pese a ello, en teor铆a con el est谩ndar del nuevo sistema penal bastar铆an datos m铆nimos que ubiquen al agresor en el lugar, que lo vinculen con evidencia m铆nima como fluidos corporales, fluidos seminales, pelos, pedazos de trusa, golpes, lesiones, huellas materiales; peritajes en qu铆mica forense, medicina forense, sexolog铆a forense o estomatolog铆a forense. Con esos elementos de sustento, el especialista asegura que el delito de violaci贸n es de los m谩s accesibles para la autoridad.聽

El problema es que existe un protocolo de investigaci贸n de delitos sexuales que 鈥渘o sirve de mucho porque los ministerios p煤blicos y jueces no le hacen caso y lo pasan por alto cuando es muy completo鈥.聽

El Protocolo de Investigaci贸n sobre Violencia Sexual, un documento de 104 p谩ginas, refiere por ejemplo que se deben conformar equipos de investigaci贸n encabezados por el personal ministerial, la polic铆a investigadora y el personal pericial para plantear el plan de investigaci贸n, el cual debe ser acorde con el dise帽o de la teor铆a del caso. 鈥淟a teor铆a del caso debe estar soportada de tal manera que est茅 alerta a los posibles argumentos de la defensa鈥︹.

Tambi茅n se indica que por la naturaleza de los delitos sexuales, es imprescindible aplicar un peritaje para evitar la p茅rdida o alteraciones de pruebas y realizar estudios b谩sicos como uno m茅dico, corporal, dictamen psicol贸gico, acreditar la relaci贸n v铆ctima-victimario, un an谩lisis de contexto y recoger evidencias materiales, entre otras.

Pero nada de eso se hizo cuando Daniela y su abogado pisaron el ministerio p煤blico. En cambio la denuncia continu贸 en el Centro de Justicia, donde le explicaron que proced铆a una conciliaci贸n. Que su exnovio acudir铆a a pedir perd贸n y dar铆a una reparaci贸n del da帽o de 50 mil pesos. 鈥淵o quiero que se quede el registro que me violent贸 sexualmente. No me importa el dinero鈥, coment贸 Daniela, ya para entonces decidida a obtener justicia.聽

No acept贸 y el caso sigui贸. Para su mala fortuna, apareci贸 una pandemia.聽

Delitos sexuales y denuncias en Coahuila.
Desde el 2017 a la fecha, se presentaron 4 mil 895 denuncias por delitos sexuales y 255 sentencias.

Efecto embudo

En materia penal, dice el especialista Gerardo P茅rez P茅rez, existe un fen贸meno socio jur铆dico: el efecto embudo, un problema del sistema en materia penal:

-De un extremo del embudo son los delitos cometidos, otra parte m谩s estrecha que son los denunciados, otra parte que son los investigados, luego otra que son donde se dieron orden de aprehensi贸n, luego orden cumplimentada, despu茅s los sancionados y que causan ejecutoria鈥 -explica.聽

Dice que es un problema donde hay una serie de etapas donde se van diluyendo los casos, reduciendo los datos probatorios, o inter茅s de las v铆ctimas y se van abandonando. Por eso la diferencia entre las 4 mil 895 denuncias por delitos sexuales desde 2017, y las 255 sentencias condenatorias en el mismo periodo.聽聽

El Fiscal General Gerardo M谩rquez Guevara, considera que se tienen que analizar mejoras legislativas para el desahogo de pruebas despu茅s que se judicializa una carpeta. Por ejemplo, que se permita el desahogo v铆a remota.

Jes煤s Sotomayor Garza, magistrado en retiro, dice que son muchos casos en donde la v铆ctima se abstiene de asistir a audiencias o careos; no se presentan pruebas y al 贸rgano acusatorio lo atan de manos y no se tienen elementos para solicitar una orden de aprehensi贸n.

Actualmente la Fiscal铆a de Coahuila 煤nicamente tiene (sin contar los datos de la regi贸n Norte I que comprende los municipios de Piedras Negras, Allende, Guerrero, Jim茅nez, Hidalgo y Nava) 548 expedientes judicializados, lo que representar铆a el 11 por ciento del total de denuncias, seg煤n respuesta a una solicitud de informaci贸n.

Ariadne Lamont, directora de Incidencia y Acompa帽amiento del Instituto de Formaci贸n, Investigaci贸n y Consultor铆a de G茅nero y Derechos Humanos聽(Incide Femme), considera que no hay recursos humanos y econ贸micos para atender el problema, situaci贸n que para ella se traduce en que los cuerpos de mujeres, ni帽os y ni帽as no importan para las autoridades.

Se solicit贸 v铆a transparencia a la Fiscal铆a de Coahuila conocer cu谩ntos agentes del ministerio p煤blico est谩n destinados a atender los delitos sexuales, sin embargo, en la respuesta solo se refiri贸 que hay ocho unidades de investigaci贸n especializadas en delitos sexuales contra ni帽as, ni帽os y adolescentes o contra mujeres, aunque no se precisa cu谩nto es el personal en cada unidad.聽

Lamont critica que no hay gente especializada en el tema, desde m茅dicos legistas, ministerios p煤blicos, jueces, polic铆as investigadoras, pero tampoco maestros o maestras que sepan qu茅 hacer con ni帽as y ni帽os v铆ctimas de violencia sexual.

El penalista Gerardo P茅rez critica que no se siga el protocolo por parte de los involucrados, el cual describe como un 鈥渞ecetario鈥 para acreditar los hechos. 鈥淨ue no sea motivo de interpretaciones, que fuera el seguimiento de las normas t茅cnicas aprobadas y son obligatorias, y nadie las acata鈥, lamenta.聽

Para Adriana Romo, activista y miembro de la Red de Mujeres de La Laguna, la parte grande del embudo podr铆a agrandarse si no solo se toman en cuenta las denuncias, sino tambi茅n las llamadas al DIF o las llamadas de emergencia al 911.聽

De acuerdo con el SESNSP entre enero y abril de 2021 se recibieron hasta 137 llamadas diarias de mujeres reportando alg煤n tipo de violencia (16 mil 445 llamadas): 45 llamadas por un tema de abuso sexual, 90 de hostigamiento sexual, 36 por violaci贸n, 3 mil 317 por violencia contra la mujer, mil 695 por violencia de pareja y 11 mil 262 llamadas por violencia familiar.聽

Seg煤n cifras del Centro de Justicia y Empoderamiento de las Mujeres en Coahuila entregados v铆a transparencia, cada a帽o hasta 15 mil mujeres son atendidas por primera vez por alg煤n tipo de violencia como f铆sica, psicol贸gica, econ贸mica, patrimonial o sexual. Pero se desconoce cu谩ntos de esos casos abrieron un expediente penal.聽

En 2020 se atendieron 11 mil 442 mujeres que llegaron por primera vez a uno de los cinco centros del Estado, el 10 por ciento, es decir, 1,144 mujeres denunciaron violencia sexual, apenas cuatro casos menos que el total de denuncias por delito sexual.

Pero en 2019, la cifra de mujeres atendidas por violencia sexual por primera vez (1,288) super贸 a las denuncias (1,125) por delitos sexuales. Esa diferencia es la cifra negra de mujeres que no denuncian a su agresor. Un embudo que podr铆a ensancharse.聽

La verdad que huye

鈥淓l tiempo que pasa es la verdad que huye鈥. La cita es de Edmond Locard (1877-1966), un criminalista franc茅s. En delitos sexuales, sobre todo en una violaci贸n, el tiempo es indispensable, pues el abogado penalista Gerardo P茅rez P茅rez comenta que uno de los problemas es la p茅rdida de datos de prueba en la propia v铆ctima.

-驴C贸mo probar un hecho material, ya no digamos a a帽os, a meses de distancia? El calz贸n de la ni帽a ya lo tiraron, las lesiones quiz谩 ya sanaron.聽

Sin violaci贸n no hay peritaje m茅dico, sin peritaje m茅dico no se comprueba una violaci贸n. No hay se帽as, semen, fluidos, nada comprobable. Puede haber un peritaje psicol贸gico, pero Gerardo P茅rez dice que una cosa es que pruebes el hecho y otra que lo vincules a una persona.聽

Adriana Romo, activista de la Red de Mujeres de La Laguna, afirma que las v铆ctimas de violencia f铆sica en promedio tardan en denunciar cinco a帽os desde el primer episodio. En muchos casos pueden pasar a帽os.

-Muchas veces las mujeres desisten. Muchas ya no siguen el proceso, ya no regresan cuando se trata de delitos sexuales 鈥揳firma la activista.

Es casi como una frase que dice Daniela, la v铆ctima de violaci贸n, cuando me cuenta su experiencia: 鈥淪i eres mujer, casi seguro que te va a pasar鈥.聽

En delitos como el abuso o acoso sexual es m谩s dif铆cil comprobar porque se trata de insinuaciones, tocamientos, exhibicionismo, enviar im谩genes pornogr谩ficas. En un abuso sexual (que se diferencia de la violaci贸n en que no hay ning煤n tipo de penetraci贸n), a veces es hasta que acuden a terapia que las v铆ctimas se dan cuenta de lo que sufrieron.聽聽

-Te dicen 鈥榚s que entonces s铆 me abus贸鈥. La persona se disocia, no sabe lo que pas贸. A m铆 me lo dicen, aunque hayan pasado siete a帽os 鈥揹ice Adriana Romo, activista y psic贸loga.聽

Es el caso de Alejandra, una estudiante de la Facultad de Medicina, amiga de Daniela. Ella acudi贸 a terapia psicol贸gica porque ten铆a problemas en casa y problemas en una relaci贸n posterior.聽

-Nunca lo vi como un abuso. Pens茅 que no hab铆a sido algo tan grave. Cuando se lo contaba a mi psic贸logo se me fue la voz, ah铆 fue la primera vez que admit铆 que lo que sufr铆 fue un abuso. Qued茅 en shock, con la mirada perdida. Fue muy fuerte la sensaci贸n de darte cuenta que sufriste algo tan severo. Como lo bloquee, me negu茅.聽

Alejandra pidi贸 el dictamen de su psic贸loga y decidi贸 activar el protocolo de violencia de g茅nero de la Universidad Aut贸noma de Coahuila. No le llam贸 la atenci贸n seguir un camino legal. 鈥淣o ten铆a dinero y no quer铆a ser revictimizada鈥, relata. Nunca le ofrecieron acompa帽arla a denunciar penalmente

Sin embargo, la universidad le solicit贸 otro dictamen de alg煤n especialista interno. Eso significa revivir la experiencia, el trauma. Relata que le pidieron acudir varias sesiones con diferentes especialistas, hasta que puso un alto y asegur贸 que no continuar铆a. Pese a ello, logr贸 que la Comisi贸n de Honor y Justicia suspendiera seis meses a su agresor. Pero la sentencia fue revocada por la falta del dictamen psicol贸gico.

En ese tiempo, Alejandra viv铆a ataques de p谩nico de creer que ve铆a a su expareja. 鈥淪ent铆a que me segu铆a鈥, recuerda.聽

驴Caso resuelto?

Ariadne Lamont de Incide Femme, dice que no que ve que avance el castigo a los culpables en delitos sexuales pero s铆 que las denunciantes son revictimizadas y culpabilizadas.

Asegura que hay algo que se repite: vueltas y vueltas y vueltas. Asegura que llega un momento en que la v铆ctima desiste.

-He visto que les dicen: 鈥楴o se puede hacer nada, no se puede demostrar, no hay evidencias鈥. Es la negativa de inicio.聽

El mismo Fiscal General de Coahuila, Gerardo M谩rquez Guevara, dice que entre cinco y seis de cada 10 casos, no contin煤an con las diligencias del proceso y admite que seguramente es por la revictimizaci贸n.

Daniela 鈥搇a estudiante que fue v铆ctima de violaci贸n- pas贸 un d铆a por el Centro de Justicia y mir贸 que ya hab铆an reiniciado labores despu茅s de casi un a帽o de pandemia. No volvi贸 a saber de su abogado. Hasta su madre, la primera quien la hab铆a animado e impulsado a denunciar, le dijo que ya mejor lo dejara. 鈥淒ios que se encargue鈥, coment贸. Daniela entiende esa postura. Dice que es dif铆cil para la familia cargar con el hecho que hayan abusado de una hija.聽

Pero Daniela ya estaba encarrilada en la b煤squeda de justicia. Sufr铆a ansiedad y pesadillas.聽

-驴Por qu茅 voy a聽 dejar que se salga con la suya? No quiero que se lo haga a nadie m谩s -pensaba.

Sin embargo, se topar铆a con una irregularidad en el Centro. Cuando acudi贸 a revisar su carpeta, la encargada le asegur贸 que su caso estaba 鈥渞esuelto鈥.

-Me comenta la persona que el expediente dec铆a que ya no quise seguir. Y segu铆a como lesiones. Nunca lo cambiaron. Me dijo que si quer铆a comenzar la denuncia por violaci贸n, ten铆a que empezar de cero.聽

Nada avanz贸. Nada se investig贸.聽

Daniela me asegura que ya no mover谩 nada porque est谩 pr贸xima a casarse. 鈥淵a no quiero cargar con eso鈥, dice.聽

Violencia feminista en el seno familiar.

Cerca del 70% de los delitos sexuales de abuso y violaci贸n, se originan en un contexto familiar.聽

Infancias marcadas 驴familias c贸mplices?

De 4 mil 895 denuncias por delitos sexuales desde 2017, en 1,327 la v铆ctima fue un menor de edad (75.5% mujeres) seg煤n datos de la Fiscal铆a General entregados v铆a transparencia. En 144 denuncias la v铆ctima ten铆a entre uno y cuatro a帽os. En 350 ten铆an entre seis y 10 a帽os; en 604 el rango de edad era de 11 a 15 a帽os. En 229 denuncias, ten铆an 16 o 17 a帽os.

El principal delito sexual denunciado por menores desde 2017 es el abuso sexual con 781 denuncias interpuestas. En segundo lugar est谩 delito de violaci贸n o equiparado a la violaci贸n con 293 denuncias. Y con 174 denuncias el acoso sexual. El delito de estupro, que obtener sexo a trav茅s del enga帽o, tiene 70 denuncias.聽

De las 255 sentencias condenatorias por delitos sexuales desde 2017 en Coahuila, 129 fueron en casos de menores de edad. Es decir que 10 de cada 100 denuncias de v铆ctimas menores de edad, alcanzan justicia.聽

Adriana Romo opina que el tema de delitos sexuales trata tambi茅n de un problema de indolencia a nivel social, de 鈥渧alemadrismo鈥 de muchos actores de la sociedad que no protegen y cuidan a la infancia y adolescencia. Por ejemplo, se帽ala que las escuelas nunca avisan ni denuncian, y muchas veces prefieren hablar a la Red que a Pronnif.

-Como que no nos importan las infancias. No nos importa conocer que hay ni帽os que est谩n siendo v铆ctimas de abuso sexual, pero tambi茅n de explotaci贸n, violencia f铆sica.

Critica que todo mundo pasa y hace como que no ve el problema, porque considera que hay una sociedad adultoc茅ntrica que no termina por entender que los ni帽os y ni帽as son sujetos de derechos.聽

Mucho tambi茅n porque la may or铆a de esos abusos sexuales en menores ocurren en el seno familiar. Ariadne Lamont estima que cerca del 70% de los delitos sexuales de abuso y violaci贸n, se originan en un contexto familiar: el abuelo, t铆o, padrastro, vecinos; delito cuya denuncia a veces amerita el paso de 5, 10, 15 a帽os.聽

-El menor no es sujeto de derechos y todos voltean para otro lado. No es pronunciable, incomoda, la gente se empieza a remolinear en su silla, no se sienten bien 鈥揷ritica Ariadne Lamont.聽

Considera que eso habla que son ni帽os de vida rota y que tendr谩n consecuencias en la vida adulta.

Como psic贸loga, Adriana Romo explica que una violencia sexual en esos m谩s de mil 300 ni帽as y ni帽os y en los dem谩s que no denuncian, es devastador para toda la vida, pues es un evento que fractura el desarrollo normal de una persona.

-Cuando hay un abuso en edad infantil el ni帽o no sabe qu茅 le pas贸, no alcanza a entender qu茅 fue lo que le pas贸. Cuando ese ni帽o ni帽a llega a la adolescencia y cambia de un pensamiento concreto a uno abstracto, es cuando comprende fue un abuso, una violaci贸n.聽

Para estos casos, el Protocolo establece que para defender la teor铆a del caso, se debe valorar c贸mo la persona agresora pudo haber creado un entorno hostil y coercitivo que inhibi贸 la resistencia de la v铆ctima; se deben abordar las condiciones de desigualdad, sumisi贸n, discriminaci贸n por g茅nero y violencia psicol贸gica que impiden la reacci贸n inmediata de las v铆ctimas.

Alcanzar 驴justicia?

Leslie fue v铆ctima de violaci贸n y es una de 255 v铆ctimas de delitos sexuales que ha obtenido una sentencia condenatoria para su agresor. Aunque ella no siente que obtuvo justicia.聽

En 2018 dos sujetos entraron a asaltar el Oxxo donde trabajaba. Iban armados con cuchillo y pistola. Eran cerca de las 10 de la noche. Los ladrones la quitaron de la caja. Leslie alcanz贸 a apretar el bot贸n de p谩nico pero no funcion贸. Su compa帽ero en ese momento estaba en la bodega.聽

鈥淧ens茅 que solo quedar铆a en el susto, en el robo鈥, recuerda. Pero un ladr贸n le apunt贸 con la pistola y la viol贸.聽

La joven entr贸 en una crisis nerviosa. Su compa帽ero llam贸 a emergencias. Al lugar arribaron polic铆as y abogados de la tienda de conveniencia. La empleada subi贸 a una ambulancia pero el abogado de Oxxo, sin siquiera preguntarle a Leslie por su nombre, la presion贸 para que antes de atenderse la crisis nerviosa fuera a denunciar, lo que tambi茅n va en contra del Protocolo.聽

En el ministerio p煤blico dio su declaraci贸n, la atendi贸 el m茅dico legista y la persona que realiz贸 el retrato hablado. Todos le preguntaron lo mismo que hoy la sigue perturbando: 驴Qu茅 pas贸?

-A todos les ten铆a que ir contando qu茅 me hab铆a pasado 鈥搑ecuerda la v铆ctima.

Lo anterior pese que el Protocolo de Investigaci贸n sobre Violencia Sexual establece que debe existir una coordinaci贸n institucional para que las v铆ctimas narren los hechos completos una vez y no se les haga repetir su historia varias veces.聽

Regres贸 a su casa y ella tuvo que comprar la pastilla para evitar un embarazo. Hasta el d铆a siguiente le suministraron retrovirales en el Centro de Justicia de las Mujeres para prevenir una enfermedad de transmisi贸n sexual.

No era el primer Oxxo de la zona donde robaban. La tienda 鈥搑elata la v铆ctima- decidi贸 poner aparatos gps en cajetillas de cigarros porque ya estaban cansados de los robos.聽

-Nunca fueron a tomar huellas. Oxxo no entreg贸 el video. Si lo atraparon fue por otra cosa. En mi carpeta nunca estuvo el video como prueba.

Dos meses despu茅s la gente de Oxxo le habl贸 para que reconociera a los ladrones. Leslie los identific贸. A su agresor lo mir贸 sin ning煤n remordimiento.

Sus movimientos segu铆an en autom谩tico. No cre铆a lo que hab铆a vivido.聽

En el proceso sinti贸 la presi贸n y el mal trato de las instituciones de gobierno. Un d铆a tocaron a su casa de manera agresiva. Su hermano abri贸 y reclam贸 por las formas. 鈥淪omos la autoridad, podemos tocar as铆鈥, fue la justificaci贸n de agentes de la Fiscal铆a. Fueron a decirle que la ministerio p煤blico 鈥搇icenciada Andrea- la quer铆a ver. Al d铆a siguiente Leslie se present贸 y le pidieron que quer铆an que aceptara el procedimiento abreviado, una figura de terminaci贸n anticipada del proceso donde el imputado reconoce su culpa y negocia su pena.聽

Leslie se neg贸. Quer铆a justicia mediante el juicio oral. A cambio recibi贸 un bombardeo de presiones para que desistiera y concluir r谩pidamente el proceso.

-Me cuenta toda la historia tr谩gica de mi agresor: que vende plumas, que tiene muchos hijos, que la esposa. Lleg贸 un momento en que yo ya no sab铆a si era la buena o la mala 鈥搑elata la v铆ctima.聽

En una audiencia para juicio oral la hicieron esperar tres horas y al final se difiri贸. En total tres veces difirieron la audiencia. Ella gastaba 200 pesos para transportarse hasta los juzgados.聽

Al final, despu茅s del hostigamiento y contar su historia m谩s de 10 veces, pens贸 que no quer铆a volver a contar su violaci贸n una vez m谩s y acept贸 el procedimiento abreviado: de 259 sentencias por delitos sexuales desde 2017, 23 casos siguieron el procedimiento oral y 197 el procedimiento abreviado. En 39 sentencias no hay datos, seg煤n inform贸 el Poder Judicial a una petici贸n por transparencia. En cuatro casos por juicio oral se dict贸 una absoluci贸n: dos por casos de violaci贸n, una por violaci贸n equiparada y otra por explotaci贸n sexual.聽

-Ya no puedo estar estres谩ndome tanto en que va a ser y siempre no. Qu茅 voy a decir y si me preguntan esto. Momentos de estar siempre y siempre pensando para que salgan con que no.聽

Leslie s铆 lleg贸 a una sentencia para su victimario. Fue sentenciado a siete a帽os de prisi贸n por el delito de violaci贸n con arma de fuego m谩s otros delitos que no recuerda.

Pero no por ello qued贸 exenta de revictimizaciones y burocracia. 鈥淧erd铆 la cuenta de las veces que repet铆 lo que me pas贸. A la ministerio p煤blico, al m茅dico legista, en el Centro de Justicia, a quien realiz贸 el retrato hablado, muchas veces lo repet铆 a la MP y eso afecta porque es recordar鈥.聽

V铆ctima hasta que maten

Leslie no siente que obtuvo justicia. 鈥淔ue una justicia negociada鈥, dice. Todav铆a digiere lo que sucedi贸 y se pregunta c贸mo pas贸, si pudo haber reaccionado diferente. Daniela se siente igual. No entiende c贸mo no reaccion贸, c贸mo no pudo hacer algo para evitar la agresi贸n sexual. Ve铆a lejano ser una v铆ctima y ser parte de una estad铆stica.聽

Leslie desarroll贸 una adicci贸n al Tramadol, un analg茅sico de tipo opioide que alivia el dolor. En la universidad no ha podido recuperar su nivel acad茅mico. Afirma que ha afectado su capacidad de retenci贸n. Daniela todav铆a sufre de ansiedad grave y depresi贸n moderada. Hay momentos en que Alejandra todav铆a tiene ataques de p谩nico. Su confianza en los hombres ha repercutido.聽

Las tres aseguran que no existe perspectiva de g茅nero en las instituciones, que el sistema no funciona y no est谩 para apoyar a las mujeres. Que lo m谩s seguro es que una v铆ctima de delito sexual no obtenga justicia.聽

Daniela y Alejandra afirman que se ha normalizado la violencia a tal grado que muchas mujeres que sufren violencia no lo identifican. Dicen que pareciera que solo se es v铆ctima hasta que matan a la persona.聽

V铆nculo al reportaje original en el Semanario: semanario.vanguardia.com.mx


Cr茅ditos

Francisco Rodr铆guez

    Alianzas

    Notas Relacionadas